Sinmapa
3 cosas que no puedes perderte en Baños

3 cosas que no puedes perderte en Baños

Aparentemente, y para mi sorpresa, para ir a Baños de Agua Santa -o simplente “Baños” como todo el mundo la llama- debía tener una razón. Si, la gente que conocí en los hostales de Quito y Latacunga me preguntaba los motivos que tenía para visitar ese pequeño enclave entre los Andes y la Amazonia ecuatoriana bajo la mirada del volcán Tungurahua. Mi respuesta se limitaba a “Porque si” o “¿por qué no?”.

Cuando la naturaleza es poesía: Quilotoa

Cuando la naturaleza es poesía: Quilotoa

Yo no estaba en Latacunga para quedarme encerrada en la ciudad, quería subir al volcán Quilotoa y desde esos 4000 metros de altura descubrir el lago en su cráter. Si os preguntáis, igual que yo en su momento, de dónde proviene el agua, os cuento que proviene del deshielo de los glaciares y está tan cargada de minerales que su color es verde aturquesado con un deje amarillo en los bordes por el azufre.

Otavalo: mucho más que una feria bonita

Otavalo: mucho más que una feria bonita

Otavalo fue mi segundo destino en Ecuador, o el primero consciente. Incómoda por la sensación -o paranoia- de inseguridad, el mal de altura y la torpeza genuina de todo comienzo decidí dejar atrás la frenética ciudad de Quito y descubrir el norte. Había oído hablar mucho sobre la pequeña localidad de Otavalo y de su famosa feria artesanal de los sábados. Pero el sábado estaba tan distante que osé a visitarla fuera de las fechas señaladas, “habrá menos turistas”, me consolé.