Sinmapa

10 consejos para disfrutar de un largo vuelo

Antes me encantaba viajar en avión, ahora me aterra y me da claustrofobia. Así que conozco muy de cerca las dos antagónicas emociones que puede sentir un viajero al subirse a una aeronave: euforia y alegría o terror y odio (y no, odiar no es una palabra demasiado fuerte para describir la sensación de quien realmente lo pasa mal en un vuelo). Con cientos de horas de vuelo en mi haber, he creado un listado de consejos para que todos, sin importar de qué lado de las sensaciones de volar esté, pueda “disfrutarlo”… bueno, al menos no padecerlo. (Nota a los científicos: ¿para cuándo la teletransportación?).

largo vuelo

10 Consejos para disfrutar de un largo vuelo:

 

1. Elige bien tu asiento. Si eres un “culo inquieto” escoge un asiento en el pasillo para que tengas la libertad de moverte sin molestar a tus compañeros de asiento. Si eres de las que en cuanto se sube al avión se queda dormida hasta que la azafata le avisa que ha llegado a destino, entonces escoge el asiento en ventanilla, así quienes se sienten al lado tuyo no tienen que despertarte cada vez que quieran ir al baño. Para tener mayor comodidad intenta reservar los asientos ubicados en las salidas de emergencia que suelen contar con unos centímetros de más para estirar las piernas.

2. Esos vaqueros pitillo ultra ajustados y los tacones de 10cm son muy lindos y te quedan espectacular… pero créeme, no quieres pasar 13 horas en un avión embutida en ellos. Lo ideal es que viajes con ropa holgada, cómoda y en varias capas “tipo cebolla”, para ir ajustando tu vestimenta a la temperatura de la aeronave. Por lo general la temperatura dentro del avión es muy baja, por lo que llevar un jersey o chaquetilla es casi obligatorio. Si eres muy friolera te aconsejo también llevar un pañuelo, bufanda o algo para cubrir el cuello.

3. Lleva zapatos cómodos y, en la medida de lo posible, anchos. ¿Por qué? porque los pies se hinchan durante el viaje por la presión y la falta de movimiento y es posible que al llegar al destino no puedas calzar tus pies en ellos (me pasó un par de veces y tuve que salir del avión en calcetines). Si viajas en verano, y por ende posiblemente en sandalias, no olvides llevar un par de calcetines en el bolso, porque en el avión la temperatura suele ser gélida (no exagero!). Otro truco es llevar unas manoletinas/bailarinas en el bolso, así te las puedes poner para dar un paseo por los pasillos del avión o ir al baño, dado que a veces los baños de los aviones terminan con el suelo completamente mojado.

largo vuelo4. Reconvengamos que la convivencia es complicada en general y, cuando compartimos un espacio reducido con (+ o -) 250 extraños “cada uno de su padre y de su madre”, como se dice en España, puede llegar a ser una pesadilla. Por eso te recomiendo que lleves dos artilugios que te ayudarán a “aislarte”: un antifaz que te ayudará a desconectar y dormir sin luz y tapones para los oídos o auriculares que cancelen el ruido exterior. Los auriculares también te servirán para el entretenimiento a bordo, dado que los auriculares de las aerolíneas suelen ser bastante malos.

5.  El aire dentro de la aeronave es seco y tu piel lo notará. Es por ello que te recomiendo que lleves en tu bolso de mano un mini neceser con crema hidratante, bálsamo labial, cepillo de dientes, dentífrico y unas toallitas para refrescarte.

6. Lleva chicle para evitar el dolor de oídos durante el despegue y el aterrizaje causados por el cambio de presión. Además te ayudará a mantener el aliento fresco.

7. Lleva contigo algo de entretenimiento. Aunque hoy en día la mayoría de aviones tienen pantallas individuales, aún hay algunos aviones que tienen una pantalla “comunitaria” con programación fija y puede no interesarte. Lleva algo de lectura, música, juegos y/o quizá alguna película o serie en tu tableta u ordenador. No olvides cargar la batería de todos tus aparatos electrónicos antes de subirte al avión.

8. ¿Te ha pasado alguna vez que al salir de un avión, después de más de 10 horas de vuelo, sientes como si hubieras estado una semana en el desierto? Esto se debe a que dentro de la cabina prácticamente no hay humedad (entre un 10% y un 48%), por lo que debes hacer todo lo posible para mantenerte hidratada a lo largo del vuelo. Bebe mucha agua y evita el café y el alcohol.

9. Aunque por norma general en los vuelos de larga distancia las aerolíneas ofrecen comida -incluidas en el precio del billete- te aconsejo que lleves snacks para cuando te entre un poco de hambre o para mitigar la ansiedad.

10. Por último, y dentro de la medida de lo posible, haz ejercicios o estiramientos durante el vuelo (por ejemplo puedes aprovechar mientras esperas de pie en la cola para entrar al baño). Muchas aerolíneas incluyen, entre los muchos papelitos con indicaciones e instrucciones ubicado en el bolsillo del asiento delantero, una tarjeta con movimientos y ejercicios recomendados para evitar la hinchazón o malestar. Estos son los ejercicios que puedes hacer en tu asiento:

Ejercicios Fuente: KLM.com

Ejercicios Fuente: KLM.com

 

¡¡Feliz vuelo!!

Print Friendly

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *