Sinmapa

La menstruación y los viajes

Estás pensando en hacer un largo viaje y seguramente te preguntas cómo afrontar los días de menstruación durante tu gran aventura por el mundo. Largos trayectos en autobús o tren, baños poco higiénicos… incluso acampadas con “baños al aire libre en plena naturaleza” no suelen ser muy afines a las necesidades que tenemos cuando estamos con el periodo. Además, si nos vamos de viaje por varios meses… ¿tenemos que llevarnos provisiones de tampones y paquetes de compresas para todo el viaje?, ¿se pueden conseguir tampones en todos los países? ¿Existe algún método alternativo?

menstruación y los viajes

Baño

Yo he realizado todos mis viajes, hasta ahora, cargando con cajas y cajas (y más cajas) de tampones en la mochila y recorriendo decenas de farmacias para intentar conseguir más cuando estos se me acababan. Pero no siempre me resultó fácil conseguirlos y encima, visitando continuamente zonas de playa y haciendo deportes acuáticos, tenía que cambiarme el tampón muy a menudo… por lo que las cajas “desaparecían” en cuestión de días.

Así que para mi próximo viaje he decidido probar las copas menstruales, para ser más específica estoy probando la copa MeLuna. Había leído mucho sobre las copas y desde el principio me parecieron una opción fantástica, no solo para viajar, sino para el resto del año.

Muchas amigas me han puesto cara de “asco” cuando les conté que las estaba probando, pero a mi me parecen la evolución natural -y necesaria- del tampón, así como este último en su momento fue la evolución de la compresa brindándonos mayor libertad de movimiento sin estar todo el día paranoicas preguntándonos si nos hemos manchado. El único inconveniente real que puedo entender de la copa, es que requiere un periodo de aprendizaje y puede resultar incómodo colocársela las primeras veces, sobre todo si nunca has usado un tampón, o quitársela. ¡Pero creo que con práctica la copa puede ser tu mejor aliada!

Te voy a contar por qué pienso que usar la copa menstrual es una excelente opción para cualquier mujer, pero en particular para las mujeres viajeras. Pero empecemos por el principio:

¿Qué son las copas menstruales?

Se trata de una pequeña copa realizada en un material flexible, suave e hipoalargénico (algunas son de silicona y la MeLuna está realizada en TPE) y se usa de la misma forma que un tampón, pero con una ventaja: en vez de “absorber”, la copa recoge el flujo menstrual y así evita las alteraciones de la mucosa, la sequedad y/o irritaciones.

Copa menstrual - menstruación y los viajes

¿Qué ventajas tiene sobre las compresas y/o tampones?

En comparación con las compresas, en mi humilde opinión, la copa menstrual ofrece solo ventajas. Para mi las compresas nunca han sido una opción porque se mueven, son incómodas, me las tengo que cambiar a cada rato, permiten “fugas” y puedes mancharte y ni hablar ¡del olor! ¿Te imaginas estar 12 horas en un autobús sin poder cambiártela? o ¿te imaginas ir a la playa con una compresa? Definitivamente ¡no!

Los tampones son una buena opción y son la alternativa que he utilizado hasta ahora. Pero ciertamente, y en comparación con la copa menstrual, puedo ver sus inconvenientes: los tampones te los tienes que cambiar cada 4 o 6 horas, puede dejar fibras y residuos en el interior de tu vagina y los tampones están asociados al SST (síndrome de Shock Tóxico). Además, no se pueden conseguir en muchas ciudades, no se recomienda dormir con ellos puestos y si haces deportes acuáticos o pasas un tiempo en el agua, al salir tienes que cambiártelo casi al momento. La ventaja de los tampones frente a las copas es que con el aplicador resulta muy fácil colocarlos. Pero lo que peor llevo yo de los tampones en los viajes es que tengo que cargar con decenas de ellos. Sé que uno o dos no ocupan espacio… ¡¡pero imagina llevar 80!!

Posición copa menstrual MeLuna - menstruación y los viajesPor el contrario, puedes tener puesta la copa menstrual hasta 12 horas, es reutilizable (dura entre 5 y 10 años, según el cuidado que se tenga), puedes dormir con ella, así como hacer todo tipo de deportes, incluso acuáticos, sin necesidad de quitártela luego y, lo mejor de todo, la puedes usar antes de que te venga la menstruación. Y te preguntas por qué habrías de usarla si no tienes el periodo. Muy simple, imaginad que estáis por subir a un tren o bus que demora unas 10 horas en llegar a su destino y tu estás en la fecha en la que normalmente te baja el periodo. En vez de esperar a que te venga la menstruación, te puedes colocar la copa y así te aseguras de que si te viene el periodo durante el trayecto, no te mancharás. Si luego descubres que no te ha venido la regla no pasa nada, te la quitas, la enjuagas y la guardas.

¿Cómo se usa una copa menstrual?

Todo sea dicho: utilizar la copa menstrual lleva un periodo de aprendizaje que puede variar de mujer a mujer (y puede frustrar a muchas al comienzo). Están quienes han necesitado 5 periodos para aprender a colocársela bien y también he leído de mujeres que desde su primera regla han sabido colocársela y no han tenido problemas. Si normalmente usas tampones no te resultará muy complicado; pero si hasta ahora solo has usado compresas posiblemente al copa sea todo un reto.

Yo recomiendo que comiences a utilizarla unos meses antes de tu viaje para que puedas aprender en la comodidad de tu baño.

El modo en que se utiliza una copa menstrual es muy parecido al de un tampón, pero la copa tiene algunos truquitos:

Paso 1: Lávate bien las manos (al igual que si te fueras a colocar un tampón). Si estás en un baño público rudimentario puedes usar alcohol en gel.

Paso 2: Dobla la copa menstrual con la técnica que prefieras. Hay tres formas de doblarla: “en forma de C”, “en forma de S” o el llamado método “punch down” (ver imágenes más abajo).

Doblar en forma de C - menstruación y los viajes

Doblar en forma de C

Doblar en forma de S - menstruación y los viajes

Doblar en forma de S

Doblar "punchdown" - menstruación y los viajes

Doblar “punch down”

 

 

 

 

 

Paso 3: Para introducirla es importante que estés relajada y que busques la posición en la que más cómoda estés: sentada, de pie o en cuclillas. Encontrarás la posición correcta con la práctica y conociendo tu propia anatomía. Si lo crees necesario, puedes lubricar la copa con agua o con un lubricante para ayudarte a introducirla. A diferencia de un tampón, la copa se coloca un poco más abajo en el canal vaginal, pero siempre asegurándonos que está totalmente dentro, incluso el “rabito”. No tienes que meter la copa deslizándola hacia arriba, sino en dirección a la espalda, ya que es la dirección natural de la cavidad vaginal. Para evitar perdidas, asegúrate de que la copa se haya abierto correctamente haciendo girar la copa después de introducirla.

Al principio puede parecer un lío… no sabes si se ha abierto bien, ¡ni siquiera si está bien colocada! ¡Yo me he pasado 20 minutos en el baño intentando descifrar si estaba bien puesta o no! Las primeras veces te aconsejo que uses también un salvaslip por si hay alguna fuga por no haberla puesto en el lugar correcto o de la forma correcta. La idea es que quede bien agarrada a las paredes vaginales, para que no se filtre el flujo menstrual.

Colocación copa menstrual - menstruación y los viajes

Colocación copa menstrual

Paso 4: Para retirar la copa, primero debes lavarte las manos. Relájate, tira del “rabito” un poco para bajar la copa y luego aprieta la parte inferior de la copa hasta que escuches y sientas que la succión se libera y el vacío desaparece. Luego debes mover suavemente la copa de un lado al otro mientras tiras hacia abajo. Ten cuidado de no dañar el apéndice o la copa con las uñas. Vuelca el contenido en el lavabo o inodoro.

Si en algún momento sientes que se “ha metido muy adentro”, no desesperes. A veces la copa “se sube un poco” por las contracciones naturales de la vagina. La primera vez que la usé ¡no me la podía quitar porque se me había subido mucho! Varios intentos fallidos después me plantee pedir ayuda o ¡ir a urgencias! Pero tranquilas… el truco está en hacer fuerza con los músculos vaginales como si quisieras expulsarla, y verás que baja un poco y te resultará más fácil sacarla.

Paso 5: Una vez retirada la copa, vuelvas el contenido en el WC o en el lavabo, la enjuagas con un poco de agua y ya está lista para reutilizar. Si estás en un baño público y no puedes acceder al lavabo, puedes limpiar la copa con papel higiénico, con una toallita húmeda o puedes llevar contigo una botella de agua mineral.

Después del último uso de tu periodo, lava la copa menstrual con cuidado, sólo necesitas agua y jabón suave y sin perfume, y guárdala en su bolsa para una adecuada ventilación. No guardes la copa menstrual en un recipiente hermético o bolsa de plástico.

Vaso plegable para esterilización

Vaso plegable para esterilización

Se recomienda que al principio de cada ciclo la esterilices. ¿Cómo? Muy simple, la hierves en agua durante 3 minutos, asegurándote que queda totalmente sumergida. También puedes meterla en el microondas unos 5 o 6 minutos, dependiendo de la potencia, pero siempre dentro de un recipiente adecuado para microondas y con agua que cubra la copa. Si estás viajando quizá la mejor opción sea con pastillas esterilizadoras, dado que la sumerges en agua fría con una pastilla esterilizadora, esperas 10 minutos y ¡ya está lista! Yo a mi viaje me llevaré el vaso plegable de látex (imagen de la izquierda), dado que no pesa nada y es muy compacto.

5 razones por las que creo que es la mejor opción para una mujer viajera

Más allá de que sea más económica que los métodos tradicionales y mucho más ecológica, estas son las razones por las que creo que toda mujer viajera debería, al menos, probarlas:

1. Es pequeña, liviana, flexible y ¡reutilizable! ¡No ocupará nada de espacio en tu mochila!

2. Puedes usarla durante 12 horas consecutivas e incluso usarla cuando aún no te ha bajado la menstruación, como prevención.

3. Puedes dormir con ella.

4.  Por su composición, la copa no irrita tu piel, no estropea la flora vaginal ya que recoge el flujo en vez de absorberlo y no te expone a las sustancias tóxicas comunes en los tampones y compresas.

5. Es perfecta para todas tipo de actividades (nadar, escalar, surf, caminatas, correr, etc.) brindándote una gran libertad de movimiento sin miedo a mancharte.

 

♣ Para más información sobre las diferentes tallas, las diferentes texturas y otras preguntas comunes puedes consultar en la web de  las copas MeLuna (es la que estoy probando).

 

¿Quieres recibir una vez por semana un email con novedades y un resumen de los últimos posts publicados?
¡Entonces suscríbete al Newsletter!

“Este es un post patrocinado, esto significa que he recibido al menos un producto o servicio mencionado en este artículo de manera gratuita o que he recibido una compensación económica por mencionar la marca. Quiero dejar claro que mis opiniones son 100% independientes y están basadas en mi percepción real sobre el producto o servicio, sin influir la marca en la linea editorial”.

 

Print Friendly

12 pensamientos sobre “La menstruación y los viajes

  1. Maria

    Gran post, totalmente de acuerdo.
    Para mi, la copa es el mejor invento que hay.
    La llevo ya usando varios años y es comodísima. Y para viajar, sin duda la mejor opción.
    un saludo!

  2. Anabel

    Gran post!
    La verdad que no es tan fácil encontrar posts como este para mujeres viajeras.
    Yo llevo mucho tiempo usando la copa vaginal, y la verdad que me cambió la vida.
    En breves, me voy de viaje a Indonesia, con tan buena suerte que empezaré mi viaje en esos días. Me preocupaba un poco el hecho de llevarme la copa, ya que quizá necesites cambiartela en un baño público, y las condiciones higiénicas pueden ser bastante malas.
    He visto que tú usas gel desinfectante para las manos y luego la lavas con agua embotellada. Cómo haces para secarla antes de volvertela a poner? Usas tu propio papel higiénico?
    Cómo la esterilizas con el vaso? Muchos sitios seguramente no tengan microondas o cocinilla para hervir.
    Un saludo y gracias por este tipo de posts!

    1. Sinmapa Autor del artículo

      Hola, Anabel. Muchas gracias por pasarte por aquí! 🙂
      Yo me he llevado la copa a todos mis viajes (desde que empecé a usarla!) y nunca he tenido un problema… ni siquiera en India! 😉 En muchos de esos sitios al no utilizar papel higiénico tienen grifos dentro del baño, donde las enjuago y no las seco para volver a introducirlas. Si precisas secarlas o así lo prefieres, puedes usar papel higiénico sin problema.
      Para esterilizarlas llevo una vaso especial plegable que no ocupa espacio y pastillas esterilizadoras. Yo uso las mini milton (pincha en este link). Simplemente antes de comenzar a usarla la metes en el vaso con agua de grifo y una pastilla… esperas 10 minutos y voila! 😉
      Espero que te sea de ayuda, un saludo y que disfrutes mucho Indonesia!

    1. Sinmapa Autor del artículo

      Desde que la descubrí es mi gran aliada! Un alivio no tener que viajar -o llevar en el bolso- media docena de otros productos jajajaja 🙂

  3. Carmelina

    A mi me encanta la mía si al principio fue un poco complicado en encontrar la posición y como introducir la pero para mi 2 regla con ella fue mucho más fácil yo anteriormente usada tampon por que las compresas siempre es movían y siempre me manchada toda y con el tampon me sentía con sequedad en esa area cuando escuche de la copa me llene de curiosidad y empecé a informarme y me pareció una excelente opción

    1. Sinmapa Autor del artículo

      Gracias Carmelina por tu opinión! Sin lugar a dudas la copa es una de las mejores aliadas para las viajeras… bueno, para las mujeres en general!

  4. María Rata Carrión

    Si, a mí también me ha sido de mucha utilidad. Recuerdo en la típicas letrinas de Marruecos, súper útil y limpio y mucho más fácil.
    En Guatemala, si embargo que en las comunidades de la selva lo que tienen como urinario es un pozo seco, aún no conocía las copas y uff qué follón algunas veces y qué hacer con la compresa o el tampón ?
    Para mí ha sido un gran cambio, uno de los grandes cambios de mi vida, cambio a más comodidad, mas independencia y mas salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *