Sinmapa

Lugo, su muralla milenaria y mis raíces

Siempre quise visitar Galicia. No estoy muy segura por qué desde pequeña sentí cierta nostalgia por ella aún sin conocerla. Quizá porque en Argentina a todos los españoles se los llama “gallegos” y porque muchos de mis antepasados nacieron y vivieron allí. O simplemente porque Galicia evoca en mi mente paisajes verdes, vestigios celtas y romanos, escenarios perfectos que acompañan los pasos de los peregrinos, gente amable y gastronomía que hace salivar a más de uno –aunque la comida no sea apta para vegetarianas!-.

Muralla romana de Lugo

Muralla romana de Lugo via Shutterstock

Como os conté en mi primer post sobre este roadtrip por el norte de España (pincha aquí para ver el artículo sobre Ponferrada y principio de esta historia), cada paisaje de mi ruta estaba cargado con emociones intensas al pensar que muchos de esos caminos habían sido transitados en algún momento por mis tatarabuelos, bisabuelos y abuelos. En León conocía exactamente la aldea en la que habían vivido parte de mis ancestros; pero de Galicia los datos eran más vagos y confusos: “eran de Lugo”, me dijo mi madre, “pero no sé exactamente de qué parte”. Esto me dio vía libre para imaginar que cualquier punto de la provincia era, potencialmente, parte de mi herencia familiar. Por lo que la ciudad de Lugo fue uno de los enclaves prioritarios de mi viaje por la comunidad autónoma gallega.

lugo-7

Seguro que, sin importar de qué parte de la provincia fueran, mis antepasados visitaron la imponente muralla romana” -pensé. Así que por encontrar otro punto de conexión me fui una mañana nublada y lluviosa a disfrutar del casco antiguo contenido por esos más de 2km de muralla romana. Era un acto más simbólico que cualquier otra cosa. Quería sentir que mis pies pisaban las mismas piedras que mis antepasados, que mis retinas retenían los mismos rincones que vieron mis bisabuelos. Una unión de generaciones a través de las sensaciones que produce visitar un vivo museo de la “romanidad”.

via Shutterstock

Ayuntamiento de Lugo via Shutterstock

Lugo, asentada a orillas del río Miño, es la ciudad gallega más antigua, data del siglo 25 antes de Cristo y forma parte del Camino Primitivo de Santiago desde el siglo VIII. Es fácil reconocer su pasado paseando por las calles en la zona de Intramuros: calles estrechas y empedradas, peatonales, la Catedral, el Ayuntamiento y el Palacio Arzobispal o plazas como la de España o Santo Domingo. Aunque recomiendo visitarla con tiempo y al menos 48 horas para dedicarle, si sólo dispones de unas pocos horas –como yo en este viaje- puedes recorrer lo más importante en una mañana.

lugo-3

Dicen que la muralla que rodea la ciudad antigua de Lugo es la única del mundo que se conserva entera, razón por la que fue declarada Patrimonio de la Humanidad. Aunque hoy contenga una vibrante ciudad que amalgama pasado y presente, la leyenda dice que los romanos la construyeron para proteger el Bosque Sagrado de Augusto (“Lucus Augusti” en latín, origen del nombre Lugo). La muralla tiene 10 puertas, cinco de ellas modernas y el resto de origen romano y es la Porta Miñá es la que mejor conserva la estructura original.

lugo-5

Tras el café que me devuelve a la vida cada mañana, esperé a que la lluvia mermara para subir a lo alto de la muralla – que tiene unos 10 metros de alto y que en algunos tramos llega a tener 7 metros de ancho- para recorrer toda su circunferencia y mirar a las dos “Lugo” desde arriba: la amurallada y la que se expande en froma circular hasta perderse en el horizonte. Cada paso te permite sentir esas piedras que están llenas de energía y que si sabes interpretar, te transmiten la fuerza y poderío del imperio romano.

¿Qué es lo que no te debes perder en Lugo?

lugo9

Muralla Romana

Aprovechando que es la única que se mantiene entera en pie en todo el mundo, qué mejor que darse un paseo sobre ella y observar el ritmo de la ciudad desde arriba. A paso lento puedes recorrer los 2km en 35 o 45 minutos. El acceso es libre y gratuito.

Plaza Mayor 

En la plaza puedes encontrar algunos edificios emblemáticos como el Ayuntamiento, cuya fachada data del siglo XVIII, la torre del reloj del siglo XIX, o una arquitectura modernista en la fachada del Círculo de las Artes. Es en esta plaza donde podrás sentarte a tomar un café y ver la vida de los luceses trasncurrir, con la escultura de los fundadores de la ciudad realizada en bronce de fondo.

Catedral Santa María de Lugo

Esta espectacular catedral se comenzó a edificar en el siglo XII y las obras se prolongaron más de 100 años. Una de las áreas más llamativas es la capilla de la “Virgen de los Ojos Grandes”, realizada por Fernando de Casas, el famoso autor de la fachada del Obradoiro de la Catedral compostelana.

lugo-13

Palacio Episcopal

Ubicado en la misma plaza donde se encuentra la Catedral podréis visitar el palacio barroco que data del siglo XVIII.

Museo Provincial

En la Plaza “da Soidade” se encuentra este museo, considerado uno de los más importantes de la provincia. Ubicado en el Antiguo Convento de San Francisco, aún se pueden ver algunas dependencias conventuales como el claustro gótico del siglo XV o el refrectorio. Además posee una gran muestra de piezas arqueológicas entre ellas una colección de orfebrería prerromana, artes industriales y escultura. Pero tengo que confesar que mi zona favorita es el Jardín del Museo, en el cual se pueden encontrar diferentes obras de arte de escultores gallegos, un enorme magnolio y el exterior de la antigua cocina conventual.

Museo casa de los mosaicos

Se trata de una instalación museística sobre los restos arquitectónicos y decorativos de una gran domus romana.

lugo-11

De tapas

Sobre las estrechas y adoquinadas calles en el Intramuros podrás realizar una verdadera ruta del tapeo y disfrutar de aperitivos o degustar lo mejor de la gastronomía lucense –prácticamente no apto para vegetarianos-: pescados, mariscos, carnes rojas y quesos de tetilla.

Durante la primera quincena de octubre Lugo se viste de fiesta para la feria dedicada a su patrón: San Froilán. Esta fiesta, declarada de Interés Turístico Naional, ofrece a locales y visitantes dos semanas de teatro, música, verbenas, pasacalles ¡y tapas!

lugo-4
¿Quieres recibir una vez por semana un email con novedades y un resumen de los últimos posts publicados?
¡Entonces suscríbete al Newsletter!

Print Friendly

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *