Sinmapa

Machu Picchu: lo que nadie te cuenta

Y si os dijera que visitar el ultra-alabado santuario histórico de Machu Picchu no fuera lo que os prometen, ¿querrían saberlo? La experiencia de recorrer la que alguna vez fue la “ciudad perdida” de los Incas se ha tornado una verdadera tortura ¡y alguien tiene que decirlo! Pero también tengo que deciros que os ofrezco la solución…

No me malinterpreten. No digo que no valga la pena visitarlo, ¡todo lo contrario! Machu Picchu debería estar en el Top 10 de “lugares que visitar antes de morir” de cualquier persona. Pero digo que hay que visitarlo de forma inteligente y no siguiendo un rebaño o una fantasía de amaneceres dorados. ¿Qué quiero decir con esto? Me explico:

Creo que cualquier persona que vea la siguiente postal, automáticamente siente unas ganas irrefrenables de ir a conocerlo, vivirlo en propia carne… que las retinas se embriaguen en esa imagen tan poderosa y magnética:

Machu Picchu Peru Aguas Calientes Ciudadela Inca

Foto: enfocado.com

Pero lo que nadie te dice es que la estampa grabada a fuego en el imaginario colectivo se ve completamente arruinada por la saturación de visitantes que recibe el yacimiento arqueológico a diario:

Sudamérica Peru

Macchu Picchu 10am

Seguramente pensaréis: ¡menuda novedad nos cuenta esta chica! ¿Cómo no esperar tal abarrotamiento si estamos hablando del yacimiento arqueológico considerado una de las nuevas 7 maravillas del mundo moderno, el más visitado de Perú y uno de los más visitados del continente? Es cierto, pero tenemos que tener en cuenta que, aún con toda esta información una no es consciente de la saturación hasta que la vive en persona. Además, saberlo no significa asumirlo -y mucho menos disfrutarlo-.

Todos queremos tener (bueno, al menos los aventureros intrépidos) la experiencia de recorrer un lugar místico y envuelto en leyendas casi en solitario, sentirnos como Indiana Jones en “En busca del arca perdida“. Una clara señal de esto es que, por ejemplo, aquellos que visitan las ruinas de Kuelap en el norte de Perú salen de allí con una sensación de euforia y satisfacción… se sienten verdaderos aventureros afortunados. Y no se trata de que las ruinas sean más espectaculares, más antiguas, estén a mayor altura o mejor preservadas… se trata únicamente de la experiencia percibida. El motivo es porque prácticamente no hay turismo allí, los viajeros recorren las ruinas “a solas”

Creo que nadie asocia “experiencia única e inolvidable” con una fila interminable para acceder en plena madrugada al recinto, o una sanguinaria pelea codo a codo con decenas de turistas para tomar una fotografía, ni la necesidad de “borrar” con photoshop a 200 personas que se te han “colado” en un selfie con la ciudadela de fondo. A todos nos gusta vivir experiencias únicas. Pero en Machu Picchu una vive una “experiencia única junto a otras 4000 personas”, codo a codo… y aparecerán irremediablemente en las esquinas de tus fotos, en medio de tus retinas, en el rabillo del recuerdo.

Pero, ¿por qué casi nadie cuenta este lado poco grato de la experiencia? Quizá sea porque dan por sentado que ya todos sabe que la más codiciada meta turísticas en Perú está a reventar de turistas y sería una redundancia aclarlo; quizá sea porque -como al dar a luz- la oxitocina se encarga de “borrar” los momentos menos placenteros y dolorosos y, con el selfie con la ciudadela de fondo en la cámara, una se va a casa más feliz que una perdiz… o quizá sea porque no es lo mismo relatar a los amigos y familiares un recorrido por Machu Picchu hombro con hombro con casi 4000 personas, que relatarles una experiencia maravillosa, que suena a mezcla de hazaña y aventuras por una ciudadela proverbial y casi irreal.

El Ministerio de Cultura de Cusco está estudiando la posibilidad de implementar una serie de mecanismos para balancear mejor el tiempo de la visita y descongestionar el espacio de la ciudadela. Es decir: poner a la venta entradas por “horarios de visita” y obligar a que estas visitas sean siempre guiadas. En la actualidad si adquieres una entrada tienes derecho a acceder a la ciudadela “por libre” y reingresar hasta 3 veces (es decir: sales por ejemplo para ir al baño, comerte un bocadillo o fumar un cigarro y luego vuelves a entrar). Pero ¿por qué si el yacimiento arqueológico está abierto durante 11 largas horas (6am-5pm) y recibe en promedio 3.500 personas* está tan congestionado… tanto como el metro en hora punta un lunes? La respuesta es muy simple: “Ver el amanecer en Machu Picchu”.

Los viajeros del mundo se arrastran somnolientos y torpes por las tranquilas calles de Aguas Calientes a las 4.30 de la madrugada hasta llegar a una fila que, sobre las 5am se extiende más de 150 metros con un objetivo: subirse a los primeros autobuses que tras 25 minutos de serpenteante bamboleo te deja a las puertas de otra cola para entrar a la ciudadela… ¿y todo para qué? “para ver el amanecer en Machu Picchu”.

Os quiero contar un secreto… no se ve “el amanecer” en Machu Picchu como una se lo imagina. Ya está, lo dije. Boom!

Según los astrónomos del Instituto Geográfico Nacional de España, se llama amanecer “al instante en que aparece la luz del día y también al tiempo durante el cual amanece”. Y déjenme que les diga: esto suele suceder de camino a Machu Picchu -e incluso si caminaste hasta las puertas del grupo arqueológico, no te dejarán entrar hasta las 6am-. Debido a su ubicación privilegiada a 2450msnm y rodeada de altas montañas, para cuando los rayos de fuego del “dios Inti” comienzan a barnizar las laderas de Huayna Picchu y bañar las ruinas de la ciudadela con su luz… ¡¡ya es completamente de día!! Esto ocurre 8 meses al año, y los otros cuatro (de mayo a agosto) es prácticamente de día** El paso de la noche al día se vive lentamente mientras asciendes -ya sea en autobús o caminando-. Una vez en la ciudadela lo que presencias es la salida del sol desde detrás de las montañas, en pleno día. Pero, el “amanecer” que todos tenemos en la cabeza, ese momento singular y exquisito en el que la gran bola de oro tiñe el cielo con pinceladas anaranjadas y doradas, no ocurre. Quizá una espera ver esto desde Machu Picchu:

No os voy a negar que presenciar cómo los rayos dorados “iluminan” pausadamente las ruinas es un panorama espectacular, maravilloso y mágico, pero no si el precio es compartirlo con otras 4.000 personas. Ah! Y otro dato a tener en cuenta es que muchas mañanas la ciudadela está completamente oculta bajo un manto de niebla que hace imposible disfrutar de la salida del sol desde Machu Picchu. Pero si queréis ver cómo se ve la salida del sol en la ciudadela, mirad este vídeo:

También tengo estas fotografías del momento en que sale el sol tras las altas montañas que rodean a esta ciudadela que parece haber sido construida con ayuda de los dioses:

Peru Sudamerica Ciudadela sagrada Inca

Primeros rayos de sol en Machu Picchu

Peru Sudamerica Ciudadela sagrada Inca

Primeros rayos de sol sobre la ciudadela sagrada de los Incas

Pero no todo es un cuento desolador aquí. Os tengo la solución: ir a visitar Machu Picchu a partir de las 12 del mediodía. ¿Por qué? Estos son los motivos:

Casi el 80% de los visitantes**** abandonan el complejo entre las 12h y las 14hs para regresar a Cusco. Si, así como lo leéis. La gran mayoría de visitantes del complejo arqueológico regresa a la ciudad de Cusco el mismo día que visita las ruinas y, ya sea que regresan en furgoneta o en tren, por un tema de horarios deben abandonar la ciudadela antes de las 14h***. El resto de visitantes irá abandonando el recinto paulatinamente en las siguientes 2 horas.

 A partir de las 12h ya no hay cola en la entrada para acceder a las ruinas de Machu Picchu (a las 6am se agrupan casi 2.500 personas que se pelean por entrar y que suben cual ganado a la casa del guardián) ni hay cola en los baños.

El atardecer es tan mágico como el “amanecer”… pero con la ventaja de que sólo unos pocos tendrán la fortuna de presenciarlo. Aunque el sol se pone después de la hora de cierre de la ciudadela, los colores del cielo cambian, así como cambian los matices. El juego de sombras en las montañas y en las ruinas es sobrecogedor. Ese dios tan poderoso al que los Incas alababan se va a dormir y vuelve a dejar a la ciudadela oculta y a buen resguardo tras la vegetación, las montañas, la neblina y bajo un manto de oscuridad.

Ciudadela Sagrada Inca - Sudamérica Perú

Atardecer en Machu Picchu

Entre las 13h y las 17h (hora en que los guardias de la ciudadela empezarán a soplar con fuerza su silbato para avisarte que debes abandonar el grupo arqueológico) Machu Picchu será casi en exclusiva para ti. Podrás recorrer cada una de sus áreas tranquilamente, podrás tomar fotografías en las que no aparezca nadie que no quieres que figure en tus recuerdos y podrás apreciar mejor la energía que esta construcción legendaria transmite.

Si quieres contratar un servicio de guía (altamente recomendable) a partir de las 14h o 15h será más económico dado que prácticamente no hay demanda y los guías que están ahí ya casi no tienen trabajo… por lo que no dudarán en bajar un poco los precios. Además, si normalmente los guías agrupan a 5 o 6 personas para el tour, a partir de las 14h o 15h quizá el tour guiado por la ciudadela sea entre 2 o 3 personas… ¡casi en exclusiva! Y, como no hay 100 grupos detrás de ti, podrás dedicar más tiempo a cada área, hacer las preguntas que quieras… tomar fotos ¡sin prisas!

Y, un último consejo: si decides ir bien temprano para ver el “amanecer” o para tener más tiempo en el complejo, recuerda que una no va todos los días a un sitio sagrado como es Machu Picchu y bien vale la pena quedarse un día entero allí, aunque eso signifique una noche más en Aguas Calientes. De esa manera podréis notar la diferencia entre recorrerlo “a solas” o compartirlo con otros miles de turistas.

Consejo extra: Si no has conseguido entrada para subir a Huayna Picchu (Waynapicchu) y aún así quieres conseguir una vista panorámica de la ciudadela, sube hasta Intipunku o “Puerta del sol” que además, y a diferencia de Waynapicchu y la montaña Machupicchu, la visita está incluida en el precio de entrada normal a Machu Picchu. Es justamente la “Puerta del sol” por donde acceden quienes han realizado el camino del Inca y allí hay unas ruinas incas muy bonitas.

Si, viajeros. Es mucho más impactante ver Machu Picchu casi vacío que ver cómo los brazos dorados de Inti la abrazan por escasos segundos. Recorrer Machu Picchu entre las 6 de la mañana y las 12 del medio día es una verdadera tortura, pero os prometo que si vais a partir del medio día vuestra experiencia será realmente única y “exclusiva”… y ¡alguien tenía que decirlo!

Ciudadela sagrada Inca Peru Sudamérica

Machu Picchu a las 4pm

Información práctica:

– Puedes comprar la entrada para Machu Picchu en la web oficial, en Cusco e incluso en Aguas Calientes. Pero ten en cuenta que con el auge de compras online, corres el riesgo de no conseguir entradas al llegar a Aguas Calientes. Límite de personas que pueden acceder al día: 2.500pax (pero los informes revelan que entran, en promedio, 3.500/4.000personas)

– Si quieres subir a Huayna Picchu deberás comprar la entrada con bastante antelación dado que sólo permiten el ingreso a 400 personas al día.

—————————————————————–

* Según los datos del Ministerio de Comercio exterior y turismo de Perú en mayo de 2015 -que es cuando yo fui- hubo un promedio de 3.400 personas al día en la ciudadela inca de Machu Picchu.

** De enero a abril y de septiembre a diciembre en Perú amanece antes de las 6.10am, y las puertas del grupo arqueológico abre a las 6am. De mayo a agosto amanece entre las 6.20 y las 6.30am, pero aún así cuando sale el sol por detrás de las montañas ya es completamente de día en la ciudad. De noviembre a finales de enero amanece sobre las 5.30am.

*** No solo me han confirmado 2 guías locales y un hombre que lleva vendiendo postales en la puerta del complejo arqueológico desde hace más de 10 años, sino que lo he comprobado yo misma. Entré a las 6am y me he ido de la ciudadela a las 5pm. He sufrido la avalancha turística pero también he disfrutado el “vacío” de la tarde. 

**** PromPerú no ha contestado mis emails para confirmar las estadísticas, pero mis charlas con varios guías del lugar, con los empleados de la entrada del recinto y con dos guardias de seguridad me han dado todos estas cifras.

Print Friendly

11 pensamientos sobre “Machu Picchu: lo que nadie te cuenta

  1. Gabriela

    Hola! quería saber si yendo después del mediodía se puede subir a Huayna Picchu, porque tengo entendido que es bastante restringido el acceso a la montaña. Muchas gracias!

    1. Sinmapa Autor del artículo

      Hola, Gabriela! Toda la información sobre precios y horarios de acceso a Machu Picchu y Hayna Picchu lo puedes encontrar en este articulo (pincha aquí)
      Para subir a Hayna Picchu debes reservar con antelación y sólo hay dos horarios para subir por la mañana! Un saludo!

  2. Viaje al Patrimonio

    Hummm pues no sé si estoy de acuerdo. Hay lugares en los que he sentido bastante más esa aglomeración de la que hablas. Mira, el otro día vi un documental del monte Fuji: unas 10.000 personas al día en temporada, parecía una romería. Taj Mahal: 12.000 visitantes al día con picos de bastante más. Sitios chinos: una burrada en general. No digo que no sea agobiante, sobre todo en algunas habitaciones, pero si se está hablando de limitaciones es por las características del sitio geográfico y las ruinas, no tanto por el mogollón a secas.

    En cuanto al amanecer, yo cuando fui tenía claro que no iba a ver amanecer alguno, pero la famosa niebla es precisamente lo que buscaba. Y lo encontré: a primera hora había un manto de neblina cubriendo la ciudadela que se fue despejando poco a poco hasta que a media mañana el sol era radiante. Esa vista la guardaré siempre conmigo.

    Tienes razón en lo de ruinas más pequeñas, aunque hay que disfrutarlo todo. En Angkor fui a templos en los que estuve a solas con mi pareja (Ta Nei p.ej. se llega solo en bici) y era espectacular, pero también pasear por Angkor Wat y admirar su tamaño junto a cientos de personas.

    Muy buenos los consejos de esperar hasta la tarde y del Inti Punku, un paseo muy recomendable, que al fin y al cabo las ruinas tampoco dan para 8 horas.

  3. Marcela rivero

    Hola Ranel quisiera saber si desde el medodia hasta las 5 puedes aprovechar bien Machupichu, o es necesario volver otro dia? me interesa mucho recorrer el lugar mas tranquilamente que me recomendas? a mi me gustaria pasar una noche en aguas calientes queria conocer tambien las cataratas que estan alli. AYUDAME POR FAVOR…..

    1. Sinmapa Autor del artículo

      Hola, Marcela. Yo te recomendaría visitar Machu Picchu en un solo día, para evitar pagar dos veces la entrada (no es muy económica, a menos que seas peruana). La gente normalmente va por unas 3 horas (una hora por libre y una hora con el guía) y yo recomiendo, además de recorrer con el guía, quedarse al menos unas 3 horas más; por lo que si llegas sobre las 11am te alcanza y te sobra el tiempo! Te dejo el link a la guía de viaje que he escrito sobre Machu Picchu y Aguas Calientes donde doy respuesta a muchas de tus preguntas: http://www.sinmapa.net/guia-de-viaje-aguas-calientes-y-machu-picchu/
      Un saludo y disfruta Perú!

  4. Edu

    Hola. Buenos datos sobre Machu Picchu. Yo soy de Lima. He ido algunas veces a las ruinas. Lo que dices del Intipunku es cierto. Una vez pude subir a ese mirador, luego de una cuesta para la que hay que tener fisico, y la panomarica es tambien espectacular. Me gusto esa experiencia.

  5. ranel

    a esto añadiría que si en vez de utilizar el tren más caro de sudamérica, autobuses, o carísimos tours para recorrer camino incas,(que no lo son porque están protegidos y solo tocas partes de ellos).., llegas por tu cuenta de manera casi gratuita atravesando el valle de Urubamba y andando casi una hora por un auténtico camino Inca que utilizaban los mensajeros, cruzándote con recolectores de coca que hablan quechua o dialectos imposibles de entender pero que te brindan sonrisas continuamente, y después de unos 25 kilómetros a través de la Pre-jungla que inunda la zona llegas a Aguas caliente por tu propio pie… entonces sí que tienes la aventura que estabas buscando!!
    Buen post! Saludos

    1. Sinmapa Autor del artículo

      Muchas gracias por tu aportación y por pasarte por la web!!! 🙂 Sin duda las grandes aventuras están en caminos alternativos -u horarios alternativos- a las masas! 😉

    2. Luciana

      Quisiera saber, Ranel, exactamente de donde comenzaste tu camino para entrar a la pre jungla?? Estoy muy interesada en hacer ese trayecto. Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *