Sinmapa

¿Por qué viajar?

Lo sabían Marco Polo, Thomas Cook y los jóvenes aristócratas ingleses del siglo XVI. También lo supieron Amelia Earhart¹, Isabelle Eberhardt2, Mary Kingsley3 y Gertrude Bell4. Viajar es mucho más que hacer turismo, es un ejercicio de aprendizaje constante que nos aleja de nuestra rutina, nos pone a prueba y permite conocernos mejor a nosotras mismas.

¿Por qué viajar?

Viajar - Ilustración de: Filip Maes

Viajar. Ilustración de: Filip Maes

Los motivos son incalculables porque dependen de cada persona. Se viaja para romper con la rutina, para tomar distancia de lo cotidiano, para conocer y experimentar de primera mano nuevas culturas, para ver “ese” templo o monumento que tanto te ha hecho suspirar al admirarlo en fotos. También se viaja para conocer gente, para conocerse a una misma, para conocer los propios límites e incluso para desdibujarlos y trazarlos “un poquito más allá”. Se viaja por la adrenalina, por amor al viaje, por placer a lo desconocido y por miedo a lo desconocido. Se viaja simplemente porque sí…

Porque te gusta.

No hay fronteras en tu imaginación ni en tus deseos y no debería haberlas en tu realidad. Porque te lo merecés. Porque “más adelante” puede -y suele ser- “nunca”. Porque el momento es ahora. Porque a veces tu profesión u oficio no te llena ni satisface tus anhelos más profundos. Porque el mundo es más grande, bonito, generoso y solidario de lo que nos hacen creer. Porque las culturas que lo habitan son excepcionales, únicas y hay que conocerlas para entenderlas y entenderse mejor una misma. Porque viajar es un ejercicio de tolerancia, paciencia, audacia y perspicacia.

Barrilete

Barrilete

Porque viajar te obsequia alas, te provee libertad, te aporta energía, te llena de ideas nuevas y fomenta la imaginación, diversifica la perspectiva con la que usualmente miras tu mundo y te abre nuevas puertas. Porque viajar es aprender y equivocarse -y viceversa. Viajar te libera de ataduras: físicas, mentales, ideológicas, espirituales, religiosas, políticas y sociales. Porque viajar te ayuda a recuperar la mirada curiosa e ingenua de la niña que alguna vez fuiste. Porque te permite salir de tu zona de confort y ponerle cara al miedo que engendra el cambio. Viajar es transgredir la estructura política y social que nos agrupa y nos encadena a una rutina de 8am a 6pm, de lunes a viernes. Viajar es para muchas una necesidad, para otras una opción y para otras un gran deseo.

Esta web está dedicada justamente a esas mujeres del mundo que tienen un gran deseo y las paraliza el miedo. Miedo a dejar todo atrás -aunque más no sea por un corto período de tiempo- miedo a no saber cómo desenvolverse fuera de su zona segura, miedo a estar sola, miedo a pasarlo mal, miedo a perderse, miedo a no encontrarse, miedo de la gente, miedo de lo distinto, miedo a que no encuentre comida “como en casa”.

“Nómada fui cuando de pequeña soñaba contemplando las carreteras; nómada seguiré siendo toda mi vida, enamorada de los cambiantes horizontes, de las lejanías aún inexploradas, porque todo viaje, incluso en las regiones más frecuentadas y más conocidas, es una exploración”. Isabelle Eberhardt.

Dandelion

Dandelion

Viajar es exponerse por propia voluntad a un cambio drástico de la costumbre y la repetición. Levantarse cada día en un sitio diferente, hacer concesiones con la comida, las formas de transporte, los horarios, los tiempos del otro. Viajar permite conciliar nuestra cultura con la del otro. Viajar es mostrar tu cara más amable, es hablar con gente con la que una nunca imaginó, desde la comodidad del sofá de casa, que alguna vez charlaría. Es compartir mesa con un grupo de viajeros del mundo que tienen inquietudes y necesidades, a veces similares y otras muy diferentes a las propias. Es compartir experiencias con extraños con la misma intimidad con la que se cuentan secretos a una mejor amiga. Viajar es convertir a los extraños en tus amigos, hermanos, confidentes. Viajar tiene sus riesgos, pero como todo riesgo, también tiene su recompensa. Al viajar una agudiza la destreza mental, la intuición y el instinto de supervivencia. Viajar te enfrenta a la pluralidad y a la diversidad de nuestro planeta, con sus culturas y su naturaleza dramática y, durante el viaje, de repente, te das cuenta: estás viva y eres feliz.

Viajar, además de un derecho, debería ser una obligación. Viajar debería convertirse en una asignatura universitaria o una formación complementaria a la escolarizada, como lo era antiguamente, para aprender de otras culturas, descubrir otras formas de mirar y enfrentar una realidad. Debería ser un ejercicio contra el egoísmo y el individualismo crónico de quienes habitan en los países desarrollados. Viajar, queridas amigas, es un arte y es educativo.

Porque viajar es vivir el “ahora” más que nunca. Viajar te da como única opción ser espontánea y analizar las situaciones en las que te encuentras desde nuevas perspectivas.

Viajar solo conoce el tiempo verbal PRESENTE y se experimenta con los 5 sentidos.

Los deseos no deberían quedarse solo en los sueños…

*1 Amelia Earhart: (Atchinson, 1898 - Pacífico Sur, 1937) Aviadora norteamericana. Se hizo célebre por ser la primera mujer en realizar la travesía del Atlántico en solitario y la primera persona en volar con éxito entre la isla de Hawaii y el territorio continental de Estados Unidos.
 *2 Isabelle Eberhardt: (Meyrin, 1877 - Aïn Séfra, Argelia, 1904) Dedicó gran parte de su vida a recorrer el norte de África con ropas de hombre y bajo el nombre de Si Mahmoud Essadi.
 *3 Mary Kingsley: (1862 - 1900) fue una escritora y exploradora inglesa que tuvo una gran influencia en las ideas europeas sobre África y sus gentes. Luego del fallecimiento de sus padres, decidió descubrir África y recopilar el material necesario para finalizar un libro que su padre había empezado acerca de la cultura de las poblaciones africanas.
 *4 Gertrude Bell: (Durham, 1868 - Bagdad, 1926) fue una escritora, viajera, politóloga y administradora colonial británica.
Print Friendly

10 pensamientos sobre “¿Por qué viajar?

  1. Iñaki

    En mi caso viajo porque me gusta conocer nuevas ciudades y países, su arquitectura, su forma de vivir, sus costumbres, etc. Por otro lado, viajar me recarga las pilas, rompo con la monotonía del día a día y aunque esté haciendo turismo mi mente descansa y me relajo. Otra razón es porque suelto adrenalina, aumento mi motivación y porque me gusta probar nuevas experiencias. Por eso, los últimos viajes que he hecho ha sido en autocaravana tras alquilarla en Autocaravanas of the World. Es una buena forma de recorrer ciudades sin depender de nada ni de nadie, de ahorrar en alojamientos y comidas y de vivir una nueva aventura. A mis amigos y familia les encanta y de momento seguiremos haciéndolo así.

    1. Sinmapa Autor del artículo

      Gracias, Iñaki por compartir tus pensamientos y sensaciones conmigo y la comunidad de viajeros! Estoy planteándome hacer u viaje en autocaravana por la Panamericana… de norte a sur! A ver si en el 2016 lo logro! Un saludo!

  2. Pingback: Viajar por el mundo… | WordPress

  3. Pingback: ¿Por qué viajar? | Viajar

  4. Fabi y René

    Nos encantó tu artículo porque nos identificamos muchísimo con todas esas características, nosotros somos unos aventureros innatos y consideramos que el dinero mejor invertido es aquel que gastas en viajar y conocer nuevos lugares… Adentrarnos en cada cultura y absorber de cada lugar lo mejor… Siempre es una experiencia nueva… Te deseamos mucho éxito con tu blog… Y si lo deseas puedes visitar también el nuestro blog.fabiyrene.com Gracias

    1. Sinmapa Autor del artículo

      Muchas gracias Fabi & René por vuestras palabras! Ahora me paso por vuestra web!! Un saludo y ¡¡felices viajes!!:)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *