Sinmapa

Recomendaciones generales para tu viaje a Asia

Ya sea que planificas un viaje de 3 semanas o de 6 meses por el Sudeste Asiático, hay algunos consejos básicos y universales que te servirán para sobrevivir el día a día de aventuras. Aquí te dejo una lista con esos “pequeños trucos” que te harán el viaje más fácil.

Evidentemente consejos para “un viaje” puede haber (y los hay) miles, pero creo que aplicando el sentido común y con estos pocos tips a tener en cuenta, deberías estar preparada para afrontar esta nueva experiencia enriquecedora que es viajar.

Dólares Americanos* Lleva dólares americanos en denominaciones grandes y pequeñas. En aquellos sitios sin cajeros automáticos (o con cajeros que solo admitan un solo tipo de tarjeta de crédito) te serán útiles los dólares americanos para cambiar por la moneda local hasta que encuentres un cajero. Los billetes grandes vienen bien a la hora de hacer cambio de divisas, porque suelen hacer mejor cambio. Los billetes pequeños (1, 5, 10 y 20USD) te servirán para pagar entradas a sitios e incluso, a veces, cuando te estás por ir de un país y te has quedado corta en la moneda local, te servirán para tus últimos gastos. Ten presente que la gran mayoría de los visados en el Sudeste Asiático se pagan en USD y en los pasos fronterizos terrestres te cobran siempre unos dólares de más por ponerte un sello o realizarte el trámite.

 

Adaptador universal enchufe* Lleva un adaptador de enchufe universal. En cada país se utiliza un tipo de enchufe diferente y te será de mucha utilidad. Además, si puedes llevarte un “multiplicador de enchufe” mucho mejor, así podrás cargar todos tus aparatos electrónicos a la vez. Por lo general hay un enchufe por habitación, y siempre tendrás ¡mínimo tres cosas para cargar! Móvil (celular), cámara de fotos/video y mp3 e incluso el ordenador portátil.

 

Botiquín médico de primeros auxilios para el viaje* Botiquín médico: Si te cortas, te resfrías, te duele la cabeza, tienes dolores de menstruación o te viene la llamada “diarrea del viajero”, siempre es bueno contar con un botiquín médico de primeros auxilios. A veces te encontrarás en sitios apartados o muy alejada de una farmacia o centro médico y te resultará sumamente útil. Aún así, recuerda que es muy recomendable contar con un seguro médico.

 

Mosquito* Repelente de mosquitos: os lo voy a decir claro y alto: en gran parte del Sudeste Asiático no deberíais salir del hotel sin él. Además de evitar las picaduras molestas, estaréis previniendo que los mosquitos que infectan con malaria o dengue se os acerquen! Mira la sección de salud o pincha aquí para ver los consejos útiles en cuanto a los cuidados médicos.

 

Gecko_por_A_Carlos_Herrera*Mentalízate: tendrás que convivir con un sinfín de animales. Lagartijas, mosquitos, moscas, cucarachas, ratas, ratones, arañas, gallinas, gatos, perros, cerdos, murciélagos, escorpiones y cabras -entre otros- abundan en estas zonas. Los encontrarás en la calle, en las casas y a veces ¡en tu habitación! Antes de vestirte, siempre sacude bien la ropa y mira dentro de las zapatillas para asegurarte de que ningún bichito se haya colado.

 

Ratón_con_Casco_de_soldado* Sé precavida. Viajar sola es seguro, siempre tomando precauciones como en cualquier sitio, incluso en tu propia ciudad. No dejes tu bolso o mochila sin atender, intenta no caminar sola por calles desiertas y oscuras durante la noche, no te emborraches ni consumas drogas estando sola o con desconocidos (y todos los consejos típicos que daría una madre). En resumen: usa tu sentido común y cuídate.

 

anillo* Pequeñas mentiras sin importancia. Si viajas sola, como medida de precaución y en caso de que te pregunten, sopesa la situación y si crees que no es seguro decir que estás sola, di que viajas con unos amigos que te están esperando en la ciudad más cercana a la que te encuentras en ese momento. También puedes llevar puesto un anillo de casada para evitar que los hombres se metan contigo, y siempre puedes decir que tu “marido” llegará pronto a la ciudad en la que te encuentras.

 

Pequeña linterna* Lleva una linterna Más allá de los muchos cortes de luz en las ciudades asiáticas, en muchos sitios no hay electricidad y las calles están poco iluminadas o sin iluminación, lo que significa que a partir de las 6pm no verás por dónde andas. (Ejemplo: Sabang, El Nido y Port Barton en Palawan, Filipinas). Además, si compartes habitación en hostales, tus compañeros agradecerán que a medianoche no enciendas la luz ¡para buscar tu pijama!

 

prescripcion-medica * Especificaciones médicas apuntadas en un papel, a ser posible en todos los idiomas. Si tienes algún tipo de alergia o no comes algún tipo de alimento (por ejemplo eres alérgica al gluten), apúntate cómo decirlo en los idiomas de los países que visitarás. Muéstralo al camarero o persona que te atienda. Créanme, os ahorrará largas explicaciones.

 

Saco de dormir de seda viaje a Asia* Para dormir, mejor una bolsa de lino o seda. En los países del sudeste asiático, por su clima tropical, no es necesario un saco de dormir del estilo “camping”, que por lo general pesa y ocupa espacio. Es mejor una sábana de dormir, como un saco de dormir, pero más liviano, compacto y de una tela liviana (algodón o seda, por ejemplo). ¡La necesitarás!

 

Mosquito net viaje a Asia* Para dormir sin mosquitos. No es necesario transportar un mosquitero para la cama. La mayoría de los sitios, incluso los más económicos, ya poseen mosquiteros, y aquellos sitios donde no lo ofrece, será casi imposible colgarlo de los techos o las paredes de bambú. Es mejor que lleves un pijama de mangas largas y pantalón largo y repelente de mosquito.

 

navaja multiusos* La navaja de bolsillo: muy útil y versátil. Llevar una navaja multiusos es siempre conveniente: la usarás para preparar sándwiches, pelar fruta, cortar cuerdas, etc. Recuerda siempre guardarla en la mochila que vayas a despachar. Si no tienes pensado despachar tu mochila, al hacer el check-in pide que la suban en un sobre con el personal de abordo, y te la devuelvan al aterrizar.

 

exceso de equipaje viaje a Asia* Poco peso en tus hombros: Viajar con poco peso es lo mejor por muchos motivos: A-porque tu espalada te lo agradecerá; B- porque muchas veces no tendrás que despachar la mochila; C- En algunos vuelos sólo te permiten entre 7 y 10 kilos de peso, por lo que si excedes esta cantidad, deberás pagar exceso de equipaje; D- Muchas veces tendrás que viajar en transportes rudimentarios con apenas sitio para tu culo o tendrás que escalar unas rocas para luego subir a un bote inestable en medio del mar… imagina hacer todo esto ¡con una gran mochila a cuestas! Incluso alguno te querrá cobrar por llevarla en los jeepneys, triciclos, etc.

 

Licencias-de-conducir viaje a Asia* Carné de conducir internacional. En la mayoría de los sitios no te pedirán ningún registro para alquilar una moto, pero si te para la policía y no tienes carné muy posiblemente tengas que pagar una multa muy alta (o alguna “coima” que te pedirán sin siquiera pestañar).

 

 

bikini* Ropa? La justa. Aunque vayas a viajar muchos meses, no precisas mucha ropa, ¡recuerda que todo se lava! En caso de necesitar algo en concreto o estar harta de verte en cada foto con el mismo “modelito”, puedes reemplazar alguno de los pantalones viejos por unos nuevos, pero ¡no acumules!

 

 

envia paquete express - viaje a Asia* No cargues, ¡despacha! Si te ves muy tentada a comprar cositas por el camino: ropa, sarongs, conchas, telas, cuadros, souvenirs, asegúrate de enviarlos en una caja a tu casa, así no cargas con ellos. Varios meses de acumulaciones, inevitablemente, se traducirá en varios kilos más en tu espalda.

 

 

candado* Lleva un par de candados. Te servirán como medida de precaución para mantener a salvo los contenidos de tu mochila, podrás utilizarlos en las taquillas de los hostales -a veces cobran por alquilarte uno- y también podrás usarlos para un “extra” de seguridad en la puerta de la cabaña o habitación que alquiles. Idealmente lleva uno grande y fuerte de llave y otro de combinación.

 

fotocopiadora* Digitaliza tus documentos y envíatelos por correo electrónico. Escanea tu pasaporte, tus visados, tu tarjeta de crédito -y el número de teléfono al que debes llamar en caso de pérdida o robo-, tu seguro médico y todo documento que sea relevante durante tu viaje; y reenvíatelo a tu cuenta de email, para que en caso de que pierdas los originales y las fotocopias que llevas, puedas acceder a la información desde cualquier punto del planeta. También puedes enviarle el email con tus documentos a algún miembro de tu familia.

Print Friendly

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *