Sinmapa

Ruta temática: “Me han echado del trabajo”

Ruta temática:

“Me han echado del trabajo”

 

Lo sé. Creías que tenías “el caballo atado”. Oh, esos momentos de dulce fantasía e ilusión en los que todo parecía ser seguridad y estabilidad. Pero… esa seguridad económica y laboral que gozabas se acaba de derrumbar. De repente te llama el o la jefa a su despacho y llega el temido… ¡despido! Primero entraste en un estado de shock. Quizá todavía estás en ese trance que mezcla incertidumbre con pánico y una ansiedad terrible. Tranquila. Todo va a estar bien. Lo que necesitas es respirar profundo. Inténtalo. Toma aire por tu nariz y llena tus pulmones hasta que sientas que van a explotar. Mantenlo ahí unos segundos. Ahora libéralo lentamente por la boca. Repítelo dos veces más (no lo hagas rápido que sino te vas a marear). Yo te espero.

¿Estás un poquito mejor? ¡Vámos! que no decaigan esos ánimos. Lo que necesitas ahora es viajar. “¿Viajar? ¡¿Estás loca?! Me acabo de quedar sin trabajo y no tengo una moneda partida al medio”. Lo sé. Primero y ante todo, espero que tengas al menos un mínimo de ahorros o que tengas derecho a cobrar la prestación por desempleo (de lo contrario quizá si estés un poco jodida, ¡pero no derrotada!). De todas maneras lo que te voy a proponer no es caro y es una escapada de unos pocos días o un par de semanas máximo. Es un pequeño viaje para que tomes distancia de lo que hasta ahora era tu rutina –que entre nosotras, ¡vaya mierda! Sabes que estabas harta de trabajar en eso, cansada de que tu compañero de módulo pusiera bachata a todo volumen o que tus jefes o jefas no pararan de exigirte horas extras a cambio de un “sueldo emocional” (la conocida palmadita en el hombro).

Necesitas relajarte, despejar tu mente para pensar en nuevas oportunidades. Necesitas expandir tu horizonte  y levantar el ánimo –porque un despido muchas veces trae aparejado el bajón depresivo de “no sirvo para nada”-. Ahora no lo ves, pero quizá el despido era lo que necesitabas para darle un giro a tu vida y cambiar de rumbo. Si te gusta tu profesión, un cambio de aires (léase: oficina y jefes) siempre viene bien. Si no te gustaba tu profesión, este es el momento ideal para darle una oportunidad a eso que tanto deseas: estudiar otra cosa, hacer un master, dedicarte a un oficio que te apasione, coquetear con nuevas profesiones. En fin: todo final implica un princpio. Y este es el primer día del resto de tu vida (para más frases de este estilo visitar las hojas de cualquier libro de Paulo Cohelo).

Ahora que ya tengo tu atención y has dejado de hiperventilar, llegó el momento de hacerte una propuesta. Olvídate del (no) trabajo. Olvídate de tu rutina hasta hoy. Antes de sentarte a actualizar tu CV y apuntarte a cientos de miles de páginas de búsqueda de trabajo te deberías tomar unos días o semanas libres. Lo necesitas… ¡y lo sabes!

Lo primero que tienes que hacer es “achicar” gastos así que hay varias medidas que puedes tomar (son sólo sugerencias, tú sabrás qué es mejor para ti): dejar tu piso –si vives sola- y alquilar una habitación en una casa compartida, si te sobra una habitación alquilarla a través de apps como Badi –o puedes sopesar la idea de volver a lo de tus padres… mmmm ¡mejor no! Casi nunca es una buena idea-. Si tienes coche alquílalo a través de plataformas como Drivy o véndelo. Mira a tu alrededor… ¿necesitas todo eso? Despréndete de al menos 10 objetos y véndelos por alguna plataforma del estilo Wallapop. Antes de que entres en una depresión, ahora llega el mejor momento:

Ve a buscar tu maleta o mochila al trastero y ponla sobre la cama. Este simple gesto te llenará de adrenalina. Ahora es hora de armar la ruta. ¿Tu destino? Te propongo dos diferentes de acuerdo a tu presupuesto:

MENOS DE 500€

Vas a volar a Skopje. ¿Que dónde demonios está eso? Aunque lo parezca, no es el nombre de una galxia (o quizá si, no lo sé). Te mando a ese país con nombre de ensalada de frutas: Macedonia. Y Skopje es su capital. Este desafío te vendrá bien, te hará salir de la zona de confort en la que estabas tan dulcemente acurrucada y te pondrá alerta, activa y sacará tu mente de la autocompasión del “no tengo trabajo, I’m a loser y esas cosas”.

A menos que pilles una oferta, los vuelos no bajan de los 220€ (aunque en noviembre hay vuelos por 160€) pero el destino en sí es muy muy económico así que con 2 monedas podrás comer, moverte y dormir. Aunque para dormir te tengo preparada una sorpresa: ¡couchsurfing! Si, vas a vivir en casa de gente (gratis) pero así conoces a otras personas, sales con sus amigos y nunca se sabe de dónde o de quién vendrá la inspiración para tu nuevo trabajo u oficio. Era hora que dejaras de hablar siempre con la misma gente… ¡abre tu horizonte, amiga!

Skopje, Macedonia vis Shutterstock

Antes te voy a decir algunos precios, para que veas que no es una locura pasar unas dos semanas allí con menos de 250€. Una comida en un restaurante normalito –tirando quizá a cutre- te puede costar menos de 2€. Si, DOS. Un menú del día en un restaurante decente y barato te costará cerca de 3,25€ y si quisieras darte un buen banquete y tirar la casa por la ventana quizá llegues a la suma de 5€. Si vas al súper es todavía más económico. Sólo te diré que si tienes pensado ahogar tus penas en una botella de vino (calidad media) gastarás unos 2,75€…nada mal, eh!?

¿Por qué Macedonia? Porque es diferente, como tu vida ahora mismo. Por que es un reto… como tu vida ahora mismo. Porque es barata… como la vida a la que te tienes que acostumbrar hasta que encuentres una nueva fuente de ingresos. Y porque quizá aprendas cosas de los macedonios. Hay dos ciudades en las que te tienes que centrar: Skopje –que es  donde te dejará el avión- y es una ciudad excéntrica, llena de contrastes y muy singular. La otra ciudad es Ohrid, un idílico pueblo a orillas de un lago con aguas y es el lugar ideal donde volver a conectar con la naturaleza y lo bonito de la vida. A veces ver el cielo, el agua, los árboles ayuda a aclarar las ideas.

Quizá de este país se te pegue algo de cómo resurgir de entre las cenizas o empezar de nuevo –recordemos que era parte de la ex – yugoslavia hasta no hace mucho o que en 1963 un terremoto destruyó un 80% de esta ciudad – o quizá te inspire saber que aquí se parieron personajes como la Madre Teresa de Calcuta o Alejandro Magno.

 

MENOS DE 350€

Vas a volar a Berlín. ¿No te sorprende la propuesta? Esperabas otra ciudad “rara” y con nombre impronunciable. Pues no. Berlín es lo que necesitas en este momento –sobre todo porque te recuerdo que (y perdón por recordártelo así tan brucamente) estás sin trabajo y tienes poco presupuesto para viajar-. Es una ciudad realtivamente económica y un vuelo a Berlín lo puedes encontrar a partir de los 75€ (¡e incluso hay ofertas para volar por menos que eso!). La ciudad tiene un pasado turbulento, oscuro, lleno de complicaciones y ha tenido que sobreponerse y reinventarse. Como tú ahora.

¿Por qué te mando a Berlín? Te podría decir que es una ciudad relativamente bonita –pero acá no soy superficial y te recuerdo que tenemos que mirar más allá de la estética, la idea es que vuelvas en ti y encuentres estímulos creadores, te llenes de optimismo y levantes el autoestima-. Berlín es, desde hace ya muchos años, un foco efervescente de creatividad, innovación y el epicentro intelectual del país. Justo lo que necesitas en este momento: inspiración máxima.

El ambiente es multicultural, en las calles se respiran las ganas de crear, la búsqueda de la novedad y de lo original, los aires de cambio. Camina mucho por sus calles –así de paso ahorras en metro-, empápate de todo y habla con la gente. Para ello nada mejor que, al igual que en el caso de Macedonia, te recomiendo que te alojes con gente local (gratis) a través de plataformas como Couchsurfing o GuesttoGuest. Comparte e intercambia ideas con la gente, entrégate a nuevos pensamientos y conceptos… descubre tu lado más creativo. Mira sino cómo han converitdo ese muro “vergonzoso” en una verdadera galería de arte al aire libre. Reinventarse es la clave. Y este viaje te ayudará a recomponer tu confianza en ti misma -la necesitarás para afrontar las entrevistas de trabajo o lanzarte a ser autónoma-.

Pero bueno, si no te va el rollo de quedarte en casas de extraños, puedo entenderte y te doy alternativas que quizá te molen. La otra opción es alojarte en los hostales que en la ciudad son económicos (lo encontrarás por unos 10,50€/noche en dormitorio) y allí conocerás gente de todo el mundo. De cualquier conversación pueden surgir nuevas ideas y conceptos o al menos algunas palabras de ánimo que tanto necesitas cada vez que recuerdas que estás viajando porque te has quedado sin trabajo.

Así que ya sabes: no dejes que un mero despido te hunda en una depresión incontrolable, en un ataque de ansiedad o en una crisis. Es el momento de despejar la mente, respirar profundo, abrazar el cambio. Como ha dicho alguna vez Charles Darwin:

“No es el más fuerte o el más inteligente el que sobrevivirá,

sino quien mejor se adapte a los cambios”.

 

📍 Esta primera ruta forma parte de una “saga” de itinerarios por el mundo según tu situación y estado emocional y anímico.
** Ruta Temática 2: “Me han roto el corazón”
** Ruta Temática 3: “Tengo ganas de marcha, marcha!”
** Ruta Temática 4: “Paren el mundo que me quiero bajar”
** Ruta Temática 5:Estoy locamente enamorada”

** Ruta Temática 6:No he cumplido ningún propósito de año nuevo
♣ A medida que vaya publicando otras rutas, también las podrás encontrar aquí.

 

Mujer en crisis via Shutterstock

Y RECUERDA…
¡NO VIAJES SIN SEGURO!

¡10% de DESCUENTO en tu SEGURO DE VIAJE!

Consíguelo pinchando en la imagen. El código de descuento es: SINMAPA10

¿Quieres recibir una vez por semana un email con novedades y un resumen de los últimos posts publicados?
¡Entonces suscríbete al Newsletter!

* Campos obligatorios


    Consentimiento *

Sinmapa te informa que los datos de carácter personal que me proporciones completando este formulario serán tratados por Verónica Boned Devesa. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para enviarte por correo electrónico mis últimas publicaciones y/o promociones de productos y/o servicios. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores del proveedor de email marketing Mailchimp en EEUU. Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Ver política de privacidad de Mailchimp. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en [email protected], así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi política de privacidad.


“Ten en cuenta que al menos uno de los enlaces en este artículo es de afiliación. ¿Qué significa eso? Significa que si realizas la compra de un producto aquí listado siguiendo ese enlace yo recibiré una pequeña comisión. Pero tranqui, que el uso de ese enlace no significa que a ti te cobrarán más, sólo me estarás ayudando a seguir viaje y a cumplir mi sueño de vivir de lo que me apasiona”.

8 pensamientos sobre “Ruta temática: “Me han echado del trabajo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *