Sinmapa

Ruta temática: ¡No he cumplido ningún propósito de año nuevo!

Lo típico: llega el 31 de diciembre y una se viene arriba al hacer la lista de propósitos de año nuevo. Esa confianza y esperanza que nos da la idea de cambiar de calendario –y que ayuda mucho el cava- hace que la lista sea larga y querramos cumplir todo lo que en todos estos años no hemos hecho, pero nos hubiera gustado hacer. Pero la realidad empieza a abofetearnos el 1 de enero cuando ya estamos rompinedo incluso algunas de esas metas (piensas mientras enciendes un cigarrillo que ibas a dejar de consumir o te levantas a las 12 cuando tu idea era aprovechar más los días madrugando!).

Fotografía via Shutterstock

No es fácil romper con viejos hábitos, ni tampoco lo es empezar unos nuevos –sore todo si requieren muchos sacrificio de nuestra parte-. Seamos realistas… si te ha sido imposible ir más de dos veces seguidas al gimnasio en 2017 qué te hae pensar que de repente será “fácil” a partir del 1 de enero de 2018? O que si llevas años pensando en dejar de fumar de repente el 1 de enero se te iban a ir las ganas o ibas a conseguir la fuerza de voluntad? Es difícil alcanzar ciertas metas, lo importante es estar determinada y con mucha mucha pero que mucha fuerza de voluntad.

Resoluciones de fin de año via Shutterstock

Pero tranquila, alcanzar esas metas no es imposible… no te desesperes. Lo primero que tienes que saber es que todas terminamos muchos años sin poder tachar de nuestras listas de propósitos varios ítems. Es normal. Por ejemplo, en mi lista de propósitos para 2017 estaban:

– Ir a Argentina a ver a mi familia (no fui)
– Aprender a hacer comida vegana (sólo aprendí a hacer quesos veganos en un tutorial por internet pero nunca lo puse en práctica)
– Todos los días ponerme protector solar, incluso en invierno (me debo haber olvidado de hacerlo cerca de 200 días)
– Aprender a cocinar platos más elaborados y con muchas texturas y sabores (todavía me estoy riendo –mientras me como un triste sándwich de queso untable con rúcula)
– Pasar al menos un día al mes sin usar el móvil o internet (me tiro al piso de la risa)
– Hacer deporte al menos una vez a la semana (acabo de buscar la palabra “deporte” en el diccionario)
– Aprender fotografía o video (para esto hubiera sido necesario contratar 5 personas para hacer mi trabajo diario)
– Leer como mínimo 1 libro al mes (casi lo cumplo! Me he leído 11 en 2017)
*y muchas cosas más, de las cuales no he cumplido casi ninguna!

Foto via Shutterstock

Así que sí, ya ves… no sos la única que va arrastrando de año en año buenos propósitos que se hacen muy cuesta arriba cumplir. Por eso quiero ayudarte –y ayudarme- a cumplirlos esta vez y finalmente llegar al 31 de diciembre de 2018 y poder tacharlos todos! ¿Cómo? ¡Viajando! Aunque no lo creas viajar puede darte el terreno fértil que necesitas para cumplir uno a uno todos esos deseos y esas metas… ¿lista para elegir el o los destinos? Toma nota:

¿Tu propósito era dejar de fumar? Pues tu destino es Bután, esa pequeña nación budista insertada en los Himalayas entre India y China, dado que allí está está terminantemente prohibido fumar. Sí, es un país entero donde NO SE PUEDE FUMAR –excepto en tu propia casa y con cigarrillos que debes importar pagando el 100% de impuestos-. Esta restricción y el mantenerte entretenida conocidendo las ciudades y sus paisajes naturales asombrosos harán que dejar de fumar sea más fácil. Bueno, eso y que te habrás gastado todo el presupuesto en visitar el país ya que piden cerca de 200€ diarios por estar allí y estás obligado a visitarlo con un guía autorizado. No es país para fumadores ni pobres.

Foto via Shutterstock

¿Tu propósito era hacer ejercicio y ponerte en forma? A ver… ¿a quién le gusta meterse –por obligación- en una sala cuadrada llena de espejos y olores humanos a sudar y sufrir? A nadie. ¡Que no me engañan! Pero si lo que querías era ponerte en forma, qué te parece hacer viajes y escapadas para hacer rutas de trekking, recorrer ciudades en bicicleta ¡o irte a un destino de playa y nadar! Al aire libre el deporte y la actividad física en general se llevan mejor. Para ello qué mejor que visitar Perú, que lo tiene todo: un día entero de recorrer a pie la ciudadela Inca y subir –escalar- Waynapichu, o subir a pie hasta la fortaleza de Kuelap, en el norte del país. También puedes hacer rutas en bicicleta por Trujillo hasta Chan-chan o nadar en alguna de sus cientas de playas. Puedes combinar un viaje largo con otros viajes cortos a la sierra más cercana, a dar paseos por ciudades o alquilarte un bicicleta para recorrer paisajes naturales y urbanos.

Foto via Shutterstock

¿Tu propósito era viajar más? ¿Llevas casi un mes en este nuevo año y lo más lejos que has ido ha sido el supermercado o tu oficina? Eso tiene fácil solución. Viajar no es –necesariamente- irse varios meses al otro lado del planeta. Empieza con una escapada de fin de semana a la ciudad de al lado de tu casa. Viajar es la actitud y no el destino. Incluso con un presupuesto ínfimo de salario mínimo interprofesional puedes tomarte el cercanías e irte a uno 50km de casa. ¿Vives en Madrid? Qué te parecería un fin de semana en Toledo, Segovia, Aranjuez o Sepúlveda! Y si vives en, por ejemplo Barcelona…tus opciones pueden ser Girona, Figueres, Costa Brava o Montaña de Montserrat. Estos son sólo algunos ejemplos, pero todo lo que necesitas es las ganas, la determinación y mirar bien de cerca los destinos cerca de tu casa. Todo empieza con un pequeño pasito.

Foto via Shutterstock

¿Tu propósito para este año era estar más con tu familia? Si tu familia vive en la misma ciudad que tú… ¡no hay excusa que valga! Vé a tomar un café o a comer con tus seres queridos al menos un par de veces al mes. Si viven fuera de la ciudad… entonces puedes cumplir dos propósitos en uno: viajar más y ver a la familia. Aprovecha esa escapada a la ciudad de tus padres para, además, descubrir los encantos de la zona y alrededores. ¿Cómo? En vez de ir a pasar el día opta por pasar el fin de semana con ellos y averigua qué cosas interesantes hay para ver en los alrededores… un museo, una reserva natural, un circuito de trekking, una laguna, unas sierras… todo puede ser apasionante y un gran destino si te lo asumes con la actitud correcta. Ah! Y no te olvides llevar a tu familia a ese paseo o recorrido por los alrededores.

Foto via Shutterstock

¿Tu propósito era comer más saludable? ¿Adivina lo que te voy a proponer? Sí! Viaja más… podrás probar platos, sabores y texturas diferentes… y descubrirás un mundo nuevo de sensaciones (ahora parezco una canción de Disney, lo sé). Pero al viajar una se abre a probar y experimentar cosas nuevas –cosa que en casa una no hace por pereza, falta de tiempo o simplemente falta de conocimiento de otra gastronomía-. Quinoa con verduras en Perú por ejemplo, o plátano con queso a la parrilla en Ecuador, Pad Thai en Tailandia, gallo pinto vegetariano en Costa Rica u otros países centroamericanos, Tajín de verduras o cuscús en Marruecos, lephet (ensalada de hojas de té) en Birmania y así sucesivamente. Luego puedes aplicar las mejores recetas –y las más saludables- de vuelta en casa y así en vez de ser una “dieta aburrida” será una dieta internacional que te recuerde a tus viajes.

Foto via Shutterstock

¿Tu propósito era gastar menos o ahorrar más? Y ahora me dirás que viajar es “gastar” dinero… y yo te diré: no si sabes cómo hacerlo. Para empezar, viajar es invertir y no gastar. Además, hoy en día con todas las aerolíneas low cost, las ofertas de alojamiento e incluso las plataformas de alojamiento colaborativo como Guest to Guest y los menús de mediodía que tienen muchas ciudades, viajar puede ser muy económico. Además, hay opciones incluso más económicas: hacer un roadtrip y acampar puede ser un viaje o escapada más que divertida y llena de aventura. De todos modos te dejo tres artículos que seguro te vendrán de lujo:

☑️ Cómo ahorrar durante el viaje
☑️  Consejos para ahorrar dinero para un viaje
☑️ 5 destinos ideales para viajar con poco presupuesto

Foto via Shutterstock

¿Tu propósito era ser más organizada? Qué mejor manera de desarrollar las habilidades organizativas que… ¿organizar un viaje en solitario? Parece una tarea menor, pero intenta organizar presupuestos, timings, alojamientos, traslados, actividades y eventos a los que quieres asistir y ya verás cómo aprendes a organizarte. Porque para aprender algunas cosas una tiene que estar motivada y viajar… es una gran motivación. Por ejemplo, planea un viaje a Tailandia justo para celebrar el año nuevo tailandés (Songkran) y decide dónde pasarlo y qué itinerario harás por el país coordinando tu destino de llegada, ciudades por las que pasarás antes y después para que todo tenga sentido.

Foto via Shutterstock

Y tú… ¿qué propósito has roto en este primer mes del año?

📍 Esta sexta ruta forma parte de una “saga” de itinerarios por el mundo según tu situación y estado emocional y anímico.
** Ruta Temática 1: “Me han echado del trabajo”
** Ruta Temática 2:Me han roto el corazón”
** Ruta Temática 3:Tengo ganas de marcha, ¡marcha!”
** Ruta Temática 4:Paren el mundo que me quiero bajar”
** Ruta Temática 5:Estoy locamente enamorada
♣ A medida que vaya publicando otras rutas, también las podrás encontrar aquí.

NO VIAJES SIN SEGURO MÉDICO

Y si contratas tu seguro a través de Sinmapa ¡tendrás un 5% de descuento!

Pincha en el banner aquí abajo ⬇️ y el descuento se te hará efectivo automáticamente

 

¿Quieres recibir una vez por semana un email con novedades y un resumen de los últimos posts publicados?
¡Entonces suscríbete al Newsletter!

2 pensamientos sobre “Ruta temática: ¡No he cumplido ningún propósito de año nuevo!

  1. Pedro Reyes

    Me parece una ruta muy original y con muchas cosas que hacer y ver.
    Me gusta el nombre de la ruta, es muy gracioso :).
    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *