Sinmapa

Mochilero

Iquitos: selva y leyendas

Iquitos: selva y leyendas

Yo creía que estaría como Mowgli en el Libro de la Selva: en plena naturaleza, viéndome obligada a cortar ramas para abrirme paso hasta un sitio apropiado donde hacer mis necesidades fisiológicas o trepándome a los árboles para probar el dulce néctar del coco para aliviar la sed (“lo más esencial, lo más vital” diría Baloo). Pero en mis tres largos días a bordo del barco carguero me informé sobre Iquitos y descubrí que es la sexta ciudad más poblada de Perú con casi ¡medio millón de habitantes!

La Amazonía desde mi hamaca

La Amazonía desde mi hamaca

Pienso en la Amazonía y automáticamente mi mente recrea una tupida y muy densa vegetación. Mi imaginación comienza como una película: un plano secuencia de una vista aérea muy idílica de copas de árboles y algún que otro tucán surcando los cielos, luego va avanzando entre las ramas y voy visualizando monos y otros animalillos…. Pero lo cierto es que adentrarme en el “pulmón del planeta” me genera sentimientos contradictorios. No es el destino final lo que me inquieta, sino el camino: ¡¿Tres días a bordo de un barco carguero?!

Pícardia ecuatoriana para llegar a Puerto López

Pícardia ecuatoriana para llegar a Puerto López

No tenía la menor idea del día que era, sólo sabía que esa mañana tenía todas las intenciones del mundo de viajar a Puerto López. ¿Martes?, ¿jueves?, ¿26 de marzo?, ¿11 de abril? ¡¡ni idea!! Ya me había acostumbrado a vivir sin lunes, sin fines de semana ni festivos… hasta que llegué a la terminal terrestre de Guayaquil y el calendario gregoriano me dio en toda la cara: era viernes 3 de abril… ¡estaba a las puertas de la Semana Santa y toda Guayaquil había decidido pasar las vacaciones en la costa! Mis probabilidades de conseguir un asiento en un autobús ese mismo día se redujeron a un 1% cuando descubrí la descarada técnica ecuatoriana de “saltarse la cola”.