Sinmapa

Unos días en San José de Costa Rica

A veces hay que hacer un alto en el camino para descansar y dejar de hacer “turismo”, por decirlo de alguna manera, para simplemente quedarse en la habitación. Porque si, cuando una “trabaviaja” tiene que ponerse al día con trabajos pendientes y yo elegí la capital de Costa Rica para ello. Es el núcleo ubrano por donde inevitablemente una tiene que pasar para moverse desde el sur hacia el norte y viceversa, o de costa a costa.

Mi escritorio en la habitación del hostal en San josé de Costa Rica

Hablar el idioma de la ciudad en la que te encuentras ayuda. Ayuda bastante. Recuerdo cuando mi amiga Lisa pasó un día en la ciudad y tuvo que cambiarse de terminal de buses –dado que hay varias-  y le costó más que abrir una ostra con un palillo. Pero cuando llegué a la terminal, sólo tuve que preguntar un par de veces para llegar a mi destino: In the Wind Hostel.

En San José tenía todo lo que necesitaba en ese momento de mi vida: una habitación individual con un escritorio e internet y sin demasiadas atracciones externas que me tentaran a no trabajar. Ah, si, y también tenía una cocina que no la quería para cocinar, sino para preparme mis deliciosos cafés. Llegué a San José por la tarde, por lo que ese día, en vez de lanzarme a las calles, me quedé actualizando mis redes sociales y respondiendo los emails que cada semana se acumulaban de a cientos. La vida de la “trabaviajera” es menos glamourosa de lo que piensas: hay mucho de viaje, pero hay muchísimo, muchísimo más de horas frente al ordenador y de revisión de notas, búsqueda de información y retoques de fotografías.

–  ¿A qué vas a San José? ¡No hay nada para ver!

Esto lo escuché más veces que el hit del verano de Luis Fonsi “Despacito”, pero aún así me gusta conocer las capitales. Suelen ser un “mundillo” aparte dentro de cada país: como que tienen todo lo mejor y lo peor de un país concentrado y, en el caso de Costa Rica, sin ese atractivo por el que muchos viajan a él: los parques naturales y las playas. ¿Realmente no había nada para ver? Lo dudaba.

El segundo día, a pesar de que el cielo amenzaba con dejar caer una buena lluvia, me tomé un autobús al centro para ver la parte más cultural e histórica, que también la tiene. Lo primero que me llamó la atención fue que la ciudad estaba bastante limpía, la gente se movía con parsimonia y ¡no había perros callejeros!

Otra cosa que me llamó la atención fue que no había puestos de comida callejera. En cambio, se paseaban unas mujeres por la calle central y peatonal que, a la hora del almuerzo, vendían unos platos de comida casera cubiertos en papel film.

Una tercera cosa que me llamó la atención fue que la mayoría de los monumentos no eran a próceres y héroes nacionales, sino al trabajador común: el barrendero, el zapatero… las personas que realmente hacen un país.

Pero… ¿habría algo más para ver en el centro? La respuesta la encontré enseguida: ¡si! El centro es relativamente pequeño y se puede ver fácilmente en una mañana. Uno de los atractivos principales es el museo de arte costarricense que está ubicado en un antiguo aeropuerto del que aún mantiene su torre.

Teatro Nacional de San José de Costa Rica

Uno de los edificios que más me gustó –y del que los ticos se sienten más orgullosos- fue el del Teatro Nacional que, por 10us$, se puede recorrer durante el día y conocer los secretos del siglo XIX que esconde tras su espectacular entrada. Está ubicado al costado este de la plaza Juan Mora Fernández y monopoliza todas las miradas de la zona.

La Plaza central tiene mucha vida: niños jugando, familias caminando de la mano, trabajadores que corren a alguna oficina o a una cita, algunos turistas –no muchos- o quienes entran en la Catedral que está en una de las calles de la plaza. Como estuve a finales de diciembre, la plaza estaba, además, adornda con la típica decoración navideña y festiva, lo que le aportaba aún más color.

Me acerqué también al “Barrio Chino” que lo único chino que tiene es el nombre. Bueno, y una especie de puerta típica oriental, pero no hay tiendas asiáticas… ni chinos.

Otra mirada a la Plaza central de la capital Tica

Para terminar el recorrido que me llevó la mañana entera, me fui a comer al mercado, que es –a  mi criterio- donde mejor se puede ver la identidad de un país. Nada más auténtico que degustar su gastronomía entre locales!! Me comí un “casado” –comida muy típica al estilo de plato combinado- pero en versión “vegetriana”. Luego recorrí los angostos pasillos hasta volver a salir a la calle peatonal. No hay gritos, no hay prisas, no hay “desorden”. San José es muy tranquila y la gente me resultó amable.

Por la tarde, las obligaciones me esperaban, así que regresé al hotel donde me quedé el resto de la tarde trabajando y luego, disfrutando del “dolce far niente” que tanto anhelaba para recupear fuerzas y seguir hacia el norte.

Es verdad que San José no es la ciudad con más atractivos turísticos del mundo y no tiene nada demasiado destacable, pero también es cierto que las capitales hablan mucho de un país y son el espejo de la identidad nacional en el que el resto del país suele mirarse.

Un día después, seguí camino para continuar con mi objetivo de disfrutar de los parques naturales más emblemáticos del país. ¡Manuel Antonio me esperaba!

Y RECUERDA…
¡NO VIAJES SIN SEGURO!

¡10% de DESCUENTO en tu SEGURO DE VIAJE!

Consíguelo pinchando en la imagen. El código de descuento es: SINMAPA10

¿Quieres recibir una vez por semana un email con novedades y un resumen de los últimos posts publicados?
¡Entonces suscríbete al Newsletter!

* Campos obligatorios


    Consentimiento *

Sinmapa te informa que los datos de carácter personal que me proporciones completando este formulario serán tratados por Verónica Boned Devesa. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para enviarte por correo electrónico mis últimas publicaciones y/o promociones de productos y/o servicios. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores del proveedor de email marketing Mailchimp en EEUU. Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Ver política de privacidad de Mailchimp. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en [email protected], así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi política de privacidad.


“Esto es un post patrocinado y contiene enlaces de afiliación. Esto significa que he recibido al menos un producto o servicio mencionado en este artículo de manera gratuita o por una compensación económica por mencionar la marca. Por otro lado, como hay algunos enlaces de afiliación, si compras a través de esos enlaces, yo recibiré una comisión... pero tranqui que su uso no incrementa el precio final que tú pagarás. Mis opiniones son 100% independientes y están basadas en mi percepción real sobre el producto o servicio”.

12 pensamientos sobre “Unos días en San José de Costa Rica

  1. Lidia

    Muy interesante tu nota sobre San José de Costa Rica. Para mencionar también el Museo Nacional de Costa Rica (siglos XVI-XXI) que me resultó muy interesante, asi como la arquitectura de varios edificios del centro de la capital. Vale la pena visitar la capital aunque sea por el día. Slds.

  2. Carmina

    Muy interesante tu nota sobre San José de Costa Rica. Para mencionar también el Museo Nacional de Costa Rica (siglos XVI-XXI) que me resultó muy interesante, asi como la arquitectura de varios edificios del centro de la capital. Vale la pena visitar la capital aunque sea por el día. Slds.

  3. Teresa

    Me encanto
    Aún no he visitado Puerto Rico y la verdad se ve muy interesante y si de verdad es el lugar con mas atractivos turísticos en el mundo , desearía estar allí , gracias por compartir tu experiencia . Me guardo el articulo.

  4. BEATRIZ

    Hola yo fui hace poco y fui a esos lugares si hay mucho que ver me encanto Costa Rica y hay un parque metropplitano con laguna artificial es encantador que bien que fuistes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *