Sinmapa

Qué ver en Madrid: ruta por sus barrios

La primera vez que vine a Madrid lo hice para quedarme. Había estado viviendo un tiempo corto en Barcelona y había visitado algunas ciudades españolas como Valencia o San Sebastián, pero la capital aún estaba en mi lista de pendientes al llegar al aeropuerto de Barajas.

Calles de Madrid via Shutterstock

Cuando una aterriza en una nueva ciudad con el objetivo de quedarse a vivir no tiene tiempo de hacer turismo. Las prioridades son otras. Tienes que buscar casa, trabajo, crear una rutina, hacer amigos y no hay hueco libre en la agenda –ni energía- para itinerarios turísticos. Una va descubriendo la ciudad de a poco, a golpe de moverse y perderse buscando alojamiento o yendo a entrevistas de trabajo.

Madrid fue para mi una gran incógnita durante mucho tiempo, incluso viviendo aquí. Al principio no la quise querer, porque no estaba segura de querer quedarme y eso de encariñarme me venía mal, para nostalgia ya tenía mi Buenos Aires querido. Decidí que la ciudad era algo transitorio, hasta que tomara una decisión. Tan poco quise adoptarla y hacerla mía que me fui de ella hasta tres veces para probar otros sitios. Pero siempre volví. Hasta que regresé de forma indefinida y con ganas de quedarme. Hubo un momento que, sin querer, me conquistó y aquí estoy 10 años después.

Madrid via Shutterstock

Cuando finalmente caí rendida a sus encantos, me tomé muy seriamente la tarea de conocerla mejor. Esto iba en serio y requería un esfuerzo de mi parte. Porque para amar hay que conocer. Así fue como la recorrí a pie en mis ratos libres, me dejé guiar y aconsejar por la gente que aquí había nacido y hasta hice uno de esos free walking tours que te cuentan secretos de la ciudad.

Así que ahora quiero contaros a vosotros que estáis por visitar la ciudad sobre los sitios más emblemáticos y bonitos que Madrid tiene para ofreceros. Para hacer el recorrido por la ciudad más fácil, lo dividiré por sus barrios, cada uno con su personalidad y sus encantos. ¿Listas para descubrir Madrid?

Qué ver en Madrid: ruta por sus barrios

 

Cibeles via Shutterstock

SOL-GRAN VIA

Creo no equivocarme al decir que uno de los puntos neurálgicos de la ciudad y más concurrido, por locales y turistas a partes iguales, es la Puerta del Sol. Allí está el kilómetro cero, el reloj al que todos miran –uvas en mano- para cambiar de año cada 31 de diciembre (que tenéis que saber que es la Casa de Correos que en la actualidad alberga las oficinas de la Presidencia de la Comunidad de Madrid) y desde donde salen calles tan emblemáticas y concurridas como Preciados, Montera o Calle Mayor. En esta plaza encontrarás la escultura del oso y el madroño, símbolo de la capital, la estatua ecuestre de Carlos III  y también el famoso cartel del Tio Pepe, uno de los pocos carteles luminosos que sobrevivió a la ley que prohibía los neones en la ciudad.

Crédito editorial: LucVi / Shutterstock

Muy cerquita de la Puerta del Sol se encuentra una de las calles comerciales más icónicas: la Gran Via, conocida también como el “Broadway Madrileño”. Te recomiendo que la recorras, desde la fuente de Cibeles hasta la Plaza de España, y en el recorrido pasarás por algunos de los edificios más emblemáticos como el Metrópolis –de inspiración francesa- con su torre circular coronada por una cúpula de pizarra con incrustaciones doradas que da la bienvenida a la Gran Via –esquina Alcalá-, el edificio Telefónica – uno de los primeros rascacielos en Europa y primero en España- , el Palacio de la Música –que en su momento fue una sala de cine y hoy es una gran tienda comercial, Palacio de la Prensa, el Carrión o Capitol – que fue declarado BIC, es un emblema de Madrid y que su fachada posee otro de los neones representativos e iconoicos de la ciudad- y ya llegando a la Plaza de España, donde termina la Gran Vía se encuentra el Edificio España –actualmente deshabitado-. Entre edifcio y edificio hay salas de teatro, bares, restaurantes y tiendas de todos los rubros.

Gran Via – Crédito editorial: Sean Pavone / Shutterstock

📍 Una de las mejores vistas de Madrid: Sobre la calle Alcalá, justo donde comienza la Gran Vía se encuentra el edificio del Círculo de Bellas Artes. En él se llevan a cabo conferencias, exposiciones, conciertos… pero una de mis zonas favoritas es su terraza, ubicada en la azotea, y desde donde obtendrás una de las mejores panorámicas de la ciudad. Es ideal para ir por la tarde, para ver el atardecer mientras catas una copa de vino o una cerveza bie fría.

Templo de Debod via Shutterstock

📍 Si llegas a Plaza España, no pierdas la oportunidad de visitar el Templo de Debod, que fue un regalo de Egipto a España en 1968 en compensación por la ayuda española tras el llamamiento internacional realizado por la Unesco para salvar los templos de Nubia, principalmente el de Abu Simbel, en peligro de desaparición debido a la construcción de la presa de Asuán.

BARRIO DE LAS LETRAS

Con un nombre más que elocuente, este barrio debe su nombre a que ha sido el hogar de los literatos más importantes del Siglo de Oro español como Cervantes, Góngora, Lope de Vega y Quevedo. Para entrar en materia, lo ideal es caminar la calle de las Huertas –desde la Plaza del Ángel hasta la Plaza de la Platería de Martínez- y traer a la vida las citas literarias que están grabadas en dorado en el asfalto, y recitar en voz alta algunos versos de Bécquer, Echegaray o Góngora. Hoy en día los versos que nos hacen guiños históricos se mezclan con modernas tiendas, bares y restaurantes que encontrarás si levantas la vista del suelo y que, a pesar de todo, sigue manteniendo un espíritu de barrio.

Calle de las Huertas en Madrid

Cuando visites el barrio de las Letras te recomiendo que entres a la Casa-Museo de Lope de Vega que fue donde vivió el escritor durante 25 años, el convento de San Ildefonso de las Trinitarias Descalzas que fue donde se enterraron los restos mortales de Cervantes o entrar al edificio de la Sociedad Cervantina en el número 87 de la calle de Atocha que es donde se encontraba la imprenta de Juan de la Cuesta, donde se imprimió la primera parte de Don Quijote de la Mancha (1604).

Otros dos destacados son el Teatro Español –donde se estrenaron las obras de los grandes escritores del siglo de oro de la literatura española, la Iglesia de San Sebastián – donde se bautizó Ramón de la Cruz y Tirso de Molina, donde se casaron Valle Inclán o Bécquer donde Lope de Vega o Jacinto Benavente recibieron sepultura-, la Plaza de Santa Ana –ideal para una tarde en una de sus terrazas- el Ateneo de Madrid – que siempre acoge actividades culturales y puedes aprovechar para recorrer parte del edificio como la sala de retratos o tomarte algo en su bar- o el edificio de Caixa Forum con su increíble jardín vertical.

Museo del Prado via Shutterstock

Este barrio, además, se encuentra justo lindando con el conocido como “Triángulo del Arte” (que incluye el Museo del Prado, el Museo Thyssen-Bornemisza y el Museo Reina Sofía), por lo que tras recorrer las calles y descubrir sus secretos, podrás adentrarte –aunque no en un solo día- en sus grandes museos.

👉 Consejo: ¿Has visto alguna vez un carrillón? Pues hay uno en el Barrio de las Letras, en la Plaza de las Cortes –muy cerquita del Congreso de los Diputados- y a ciertas horas podrás ver cómo las figuras móviles salen a danzar con el sonido de las campanas. Hay unos bares frente al edificio con el carrillón, por lo que te puedes sentar a tomar algo mientras esperas el esepctáculo al aire libre.

👉 Consejo: Que no pase desapercibido el épico “Café Central” donde podrás escuchar música en vivo –generalmente jazz- mientras cenas en un ambiente muy distendido.

Parque del Buen Retiro via Shutterstock

📍 Al recorrer esa zona estarás muy cerquita del Parque del Buen Retiro, uno de los pulmones verdes de la ciudad. Te recomiendo que des un paseo por él. Si el clima está cálido, aprovecha para dar un paseo en barca por el lago o descubre el Palacio de Cristal.

LOS AUSTRIAS

Si hay una zona en la capital que está cargada de historia y edificios espectaculares, es esta, la de “Los Austrias”. No es un barrio en sí, sino una parte del distrito centro y su origen data de la época en la que la dinastía de los Hasburgo levantó construcciones monumentales. Entre sus calles podrás conocer los secretos de esta ciudad y leer en sus muros y arquitectura la historia de la época imperial que abarca desde la icónica Plaza Mayor hasta la Catedral de la Almudena, pasando por sus muchos palacios e iglesias.

Plaza Mayor de Madrid via Shutterstock

La Plaza Mayor es una parada obligatoria del itinerario por este barrio no solo porque su arquitectura te sorprenderá, sino por la historia que guardan sus paredes. Se trata del lugar de reunión y comercio más importante del Siglo de Oro, fue plaza de toros e incluso allí se llevaron a cabo ajusticiamientos. A día de hoy uno de los puntos turísticos calientes de la ciudad y en ella podrás admirar la estatua ecuestre de Felipe III, las farolas en cuyas bases podrás ver los grabados con la historia de esta plaza y especial mención a la Casa de la Pandería que fue el único edificio que se mantuvo en pie tras el tercer incendio de la plaza.

En un recorrido por esta zona puedes además admirar el Teatro Real de Madrid –revisa la cartelera que siempre tienen espectáculos interesantes-, en la plaza de Ópera, y no muy lejos llegarás a la Plaza de Oriente donde se encuentra el Palacio Real con los Jardines de Sabatini y la Catedral de la Almudena.

Catedral de la Almudena via Shutterstock

📍 Curiosidades sobre la Almudena: La catedral, cuyo nombre completo es “La Santa Iglesia Catedral de Santa María de la Real de la Almudena” es la sede episcopal de la archidiócesis de Madrid y es la única catedral del país que fue consagrada por un Papa. Su orientación (de norte a sur) fue un capricho del rey Alfonso XII que quería que la entrada principal estuviese orientada al Palacio Real.

Plaza de la Villa, Madrid via Shutterstock

El paseo por las calles por el Madrid de Los Austrias te llevará por edificaciones de los siglos XV al XVII como  las que encontrarás en la Plaza de la Villa con edificios históricos como la Casa de la Villa del siglo XVII, que era la antigua sede del Ayuntamiento, la Casa y Torre de los Lujanes del siglo XV que es el edificio civil más antiguo de la ciudad o la Casa de Cisneros del siglo XVI-. No puedes dejar de visitar la Colegiata de San Isidro que fue la catedral de Madrid hasta 1993, la Basílica de San Miguel y la de San Francisco el Grande.

Otros destacados de la zona son el Monasterio de las Descalzas Reales que ocupa el antiguo palacio donde vivieron Carlos I e Isabel de Portugal y hoy alberga una exposición de obras de arte que van del siglo XVI a la actualidad, el Convento de la Encarnación que conserva un conjunto pictórico y escultórico de los siglos XVII y XVIII o la Iglesia de San Ginés que es una de las iglesias más antiguas de la ciudad en la que hoy podrás encontrar pinturas del Greco, José Adams o Alonso Cano y donde fue bautizado Lope de Vega y donde se casó Quevedo. Por cierto, detrás de la iglesia se encuentra la chocolatería San Ginés donde Madrileños y turistas no se resisten a los mejores chocolates con churros de la ciudad… ¡anímate a probarlos!

LAVAPIÉS

Lavapiés es castizo y multicultural. Se dice que hay hasta 90 nacionalidades conviviendo en este barrio que pasó de ser un barrio humilde a convertirse en estos últimos años en una zona alternativa y ecléctica. Su encanto reside no solo en el crisol cultural, sino en su diseño urbanístico medieval de calles estrechas, irregulares y adoquinadas así como en las corralas tan típicas como la de Mesón de Paredes o la de Miguel Servet que fue construida para los trabajadores de la Real Fábrica de Tabaco.

Corrala de Lavapiés via Shutterstock

Un paseo por sus empinadas calles te llevarán hasta uno de los pocos edificios modernistas de la capital: el Cine Doré que es la sede de la Filmoteca Nacional. Allí podrás disfrutar desde  un clásico del cine hasta asistir a una charla o ponencia o tomar algo en su cafetería. Otro de los atractivos del barrio es la Iglesia San Lorenzo o el Casino de la Reina.

Pero lo más interesante de este barrio son las propuestas culturales. Te recomiendo una visita al centro cultural La Casa Encendida donde se realizan exposiciones, actividades y en verano tienen cine al aire libre en su azotea; y otra opción un poco más alternativa es Casa La Tabacalera, un centro social autogestionado ubicado en la que fuera la antigua fábrica de tabaco, de allí su nombre. El Museo Nacional de Arte Contemporáneo Reina Sofía también se encuentra en este barrio y allí podrás admirar obras de artistas de la talla de Miró, Dali o Picasso.

Museo Reina Sofía – Crédito editorial: ItzaVU / Shutterstock

Uno de mis sitios favoritos para tomarme algo al atardecer es en la cafetería de la zotea de la UNED, ubicada junto a la Plaza de Agustín Lara en las que fueran las ruinas de las Escuelas Pías de San Fernando.

LA LATINA

Aunque en sí no es un barrio, sino una zona del barrio “Palacio”, los madrileños lo tratan como un barrio en sí mismo –aunque difícil delimitar la zona exacta que ocupa- lleno de personalidad y carácter. Su trazado medieval, sus fachadas de otros siglos se conjugan de maravilla con el ritmo frenético de sus calles –en especial los fines de semana- cuando el rastro se extiende y los bares se llenan.

Mercado de la Cebada – Crédito editorial: trabantos / Shutterstock

El punto neurálgico de esta zona es la Plaza de la Cebada donde se encuentra el mítico y tradicional Mercado de la Cebada y junto a él una explanada donde se realizan diferentes actividades culturales. Muy cerca se encuentra la Plaza de Cascorro donde cada domingo por la mañana se instala el mercado del Rastro –que cada día crece más y se extiende por varias calles aledañas-.

Recorriendo sus calles podrás encontrar monumentos hisóricos que revelan que es una de las zonas más antiguas de la capital como por ejemplo la Puerta de Toledo, restos de muralla, el viaducto de Segovia. También encontrarás muchas iglesias, como la de la Paloma o la Basílica de San Francisco el Grande que data de mediados del siglo XVIII y en su interior tiene una colección de pintura de los siglos del XVII al XIX.

Vistas del Palacio Real y el viaducto de Segovia desde los Jardines de las Vistillas via Shutterstock

Los Jardines de Las Vistillas es otra visita obligada del “barrio” y un sitio ideal para dar un paseo por sus senderos rodeada de verde. Luego acércate a la plaza de los Carros, muy concurrida en primavera y verano, y desde allí verás la iglesia de San Andrés, otra de las iglesias más antiguas de la ciudad. Muy cerquita está el Museo de San Isidro donde podrás enterarte de los orígenes de Madrid a través de sus exposiciones. El paseo te llevará a la Plaza de la Paja y al Jardín del Príncipe de Anglona –frente a la capilla del Obispo- y es ideal para desconectar un rato de tanto ruido y paseo. Por último, una visita a la Colegiata de San Isidro se hace indispesable dado que fue la catedral de la ciudad antes de que se consagrara a la de La Almudena a finales del siglo XX.

CHAMBERÍ Y SUS BARRIOS

El distrito de Chamberí con sus seis barrios (Almagro, Arapiles, Gaztambide, Ríos Rosas, Trafalgar y Vallehermoso) fue aristocrático y señorial y en la actualidad es uno de mis favoritos para vivir –aunque no vivo allí por los preciso prohibitivos de la zona-. Está a un paso de las zonas de marcha como Malasaña y Chueca pero con la tranquilidad de un barrio residencial.

Estación de Chamberí – Crédito editorial: David Herraez Calzada / Shutterstock

En este distrito vale la pena destacar algunos de sus centros culturales y museos, como el Museo Geominero, el Museo Sorolla, el Museo Andén Cero – Estación de Chamberí (que es una antigua estación de metro que cerraron en 1969) o el Teatro del Canal con su variada cartelera cultural.

La plaza de Olavide es ideal para tomar algo en las muchas terrazas de los bares que rodean el espacio y un “must” es caminar por la calle Zurbano que está plagada de palacetes, abres y restaurantes.

MALASAÑA

Barrio hípster donde los haya, este barrio se ha transformado en los últimos años hasta convertirse en el epicentro de tendencias, gastronomía y arte. Testigo de La Movida, este barrio que en realidad se llama “Universidad” acoge hoy entre sus calles adoquinadas tiendas, bares chic, restaurantes con gastronomía internacional, una movida nocturna intensa y aún así, cada mañana recupera ese ambiente a barrio “de toda la vida”.

Plaza 2 de Mayo – Crédito editorial: JJFarq / Shutterstock

El epicentro del barrio es la Plaza 2 de Mayo, que está rodeada de bares y restaurantes y que por la noche se llena de jóvenes –parezco mi madre diciendo “se llena de jóvenes”- que antiguamente hacían allí botellón y ahora que está prohibido lo usan como sitio de encuentro para luego movilizarse a los bares de la zona. Aprovecha que estás en el barrio para visitar el Museo de Historia de Madrid donde encontrarás, entre otras cosas, una maqueta de Madrid de 1830. Otro museo que vale la pena visitar es el del Romanticismo ubicado en el antiguo palacio del Marqués de Matallana –siglo XVIII- que alberga una colección de pinturas y mobiliario del siglo XIX que recrea la vida cotidiana de la alta burguesía en ese periodo. Además, posee un jardín con una cafetería que pocos conocen y es un remanso de paz.

Para seguir en la rúbrica de museos, otros dos que puedo destacar en la zona son: el Museo de la Ilustración ABC ubicado en el edificio donde a finales del siglo XIX se producía cerveza de la empresa Mahou. Allí encontrarás piezas de arte gráfico y exposiciones temporales. Por otro lado, muy cerquita del anterior se encuentra el Centro Cultural Conde Duque que alberga la Biblioteca Histórica, la Biblioteca Musical, un auditorio, un teatro o el Museo de Arte Contemporáneo de Madrid.

Calles de Malasaña – Crédito editorial: JJFarq / Shutterstock

Si te gusta el turismo religioso o te gusta admirar iglesias, hay tres de ellas que no te debes perder: San Antonio de los Alemanes con sus frescos barrocos, la de San Martin de Tours (siglo XVIII) y el convento de Don Juan de Alrcón.

Además de cultura, Malasaña es ¡gastronomía y shopping! Para hacer un poco de shopping, puedes caminar por la peatonal Funecarral donde podrás comprar desde bolsos, maquillaje, música, zapatos hasta souvenirs. Allí mismo también se encuentra el Food Market Barceló, donde degustar gastronomía tradicional y de vanguardia.

CHUECA

Al igual que pasa con Malasaña, Chueca no es un barrio sino una zona dentro del distrito centro y barrio Justicia. Aún así, los madrileños lo conocen como Chueca y es el “barrio gay” de la capital –y sede de las fiestas anuales del Orgullo Gay- y está a rebosar de restaurantes, bares, tiendas y muchos de ellos orientados al público LGTBI.

Metro de Chueca via Shutterstock

El centro neurálgico de este barrio moderno y marchoso es la conocida Plaza de Chueca y desde allí puedes recorrer las callejuelas para visitar el Mercado de San Antón, donde probar delicias gastronómicas o comprar productos exclusivos –por ejemplo yo aquí encontré queso Haloumi que llevaba tiempo buscando en la ciudad y no encontraba-.

La vida nocturna está garantizada en este barrio, con bares y discotecas para todos los gustos. La oferta culinaria también es amplia y sus restaurantes ofrecen gastronomía internacional. Pero si quieres conocer el barrio de día lo mejor es darte un paseo y admirar la arquitectura como la del Palacio de Longoria, otro de los edificios modernistas de la capital, que en la actualidad acoge las oficinas de la SGAE, la casa de las Siete Chimeneas ubicada en la Plaza del Rey y que data del siglo XVI.

Mercado de San Antón

Muchos de los museos del “barrio” son compartidos con Malasaña, como el del Romanticismo del que les hablé más arriba o el Museo de Historia de Madrid. Pero si te recomiendo que visites las que fueran las Escuelas Pías y ahora son la sede del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid que ofrece un espacio cultural con exposiciones temporales y además posee un restaurante en la terraza. Si cruzas la calle te encontrarás con la sede del sindicato UGT ubicado en el edificio que fuera el convento de Santa María Magdalena que data del siglo XVII y que conserva casi intacta la fachada.

Puerta de Alcalá via Shutterstock

Espero que te haya servido esta guía rápida por los barrios de Madrid. Ojalá te ayude a organizar tu visita a la capital y que le saques provecho a cada una de las zonas. Por cierto, ¿cuál es tu barrio favorito de Madrid?

👉¿Tentada con Madrid?

No esperes más. Encuentra las mejores ofertas ¡antes de que suban los precios!

 

 ✈Para encontrar vuelos baratos prueba con los buscadores:

Skyscanner
Momondo

 

🏨 Para encontrar la mejor oferta en hostales, hoteles y pisos:

Hoteles recomendados en Madrid:

Encuentra tu hotel ideal en alguno de estos buscadores:

✅ Booking

AirBnB
(¡que si lo haces a través de este link tendrás automáticamente 25€ de descuento!)

HotelsCombined
Hostelworld

¿Vas a hacer un viaje por Europa? 🌍

Entonces estas guías te pueden ayudar a organizar tu viaje:

 

Itinerario para un fin de semana en LONDRES

Qué ver en PARÍS en dos o tres días

10 experiencias que debes vivir en ROMA

Qué ver en DUBLÍN en 2 o 3 días

20 cosas que debes ver y hacer en ÁMSTERDAM

Qué ver en BOLONIA en dos días

Y RECUERDA…
¡NO VIAJES SIN SEGURO!

¡10% de DESCUENTO en tu SEGURO DE VIAJE!

Consíguelo pinchando en la imagen. El código de descuento es: SINMAPA10

 

¿Quieres recibir una vez por semana un email con novedades y un resumen de los últimos posts publicados?
¡Entonces suscríbete al Newsletter!

* Campos obligatorios


    Consentimiento *

Sinmapa te informa que los datos de carácter personal que me proporciones completando este formulario serán tratados por Verónica Boned Devesa. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para enviarte por correo electrónico mis últimas publicaciones y/o promociones de productos y/o servicios. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores del proveedor de email marketing Mailchimp en EEUU. Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Ver política de privacidad de Mailchimp. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en [email protected], así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi política de privacidad.


“Ten en cuenta que al menos uno de los enlaces en este artículo es de afiliación. ¿Qué significa eso? Significa que si realizas la compra de un producto aquí listado siguiendo ese enlace yo recibiré una pequeña comisión. Pero tranqui, que el uso de ese enlace no significa que a ti te cobrarán más, sólo me estarás ayudando a seguir viaje y a cumplir mi sueño de vivir de lo que me apasiona”.

2 pensamientos sobre “Qué ver en Madrid: ruta por sus barrios

  1. Pedro Reyes

    Pues dentro de un par de semanas tengo previsto un viaje a Madrid y la verdad es que me viene perfecto este post para ver lo que me de tiempo en un par de días, muchísimas gracias y un abrazo muy grande.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *