Sinmapa

10 experiencias que debes vivir en Roma

La eterna y hermosa Roma. ¡Debería ser una visita obligada para cualquiera que pise Europa! ¿Cómo no conocer la capital del que fuera uno de los mayores imperios del mundo? ¿Cómo no visitar la ciudad que conjuga pasado y presente de una manera tan armoniosa, nostálgica y magnificente? ¿Cómo no disfrutar de la cultura que hunde sus raíces varios miles de años y que ha marcado el rumbo de muchos países? En serio, si viajas a Italia –o a Europa en general- deberías incluir la capital italiana en el itinerario y aquí te cuento las experiencias que deberías vivir y qué ver en Roma.

Vintage photo modo on! Esta soy yo en 2010 durante mi primera visita a la ciudad.

Qué ver en Roma

 

Coliseo Romano

¡Sientete como un verdadero galdiador!

Coliseo romano via Shutterstock

Una de las imágenes más icónicas de Roma –y símbolo de esta ciudad eterna– es el gran Coliseo Romano. Construído en el siglo I d.C. este apoteósico anfiteatro está considerado como una de las nuevas 7 maravillas del mundo. Puedes admirarlo por fuera y recorrer sus entrañas para sentirte como Tetraites, Vero, Marcus Atilius o Lucius Raecius Felix. Tras quedar absolutamente maravillada con el Coliseo, a la salida puedes admirar los 21 metros del Arco de Constantino que está a escasos metros de allí.

 

Foro romano y el Palatino

¡Teletranspórtate a la Antigua Roma!

Foro romano via Shutterstock

¿Te imaginas caminar por las calles donde los romanos hacían su vida cotidiana? Es posible gracias a la conservación de los Foros Romanos. Esta zona construida a finales del siglo VI a.C. era donde vivian los romanos de a pie y, a pesar de que en su momento quedó abandonado y enterrado, en el siglo XX lo trajeron de nuevo a la superficie y es espectacular visitarlo. Durante el recorrido podrás ver los templos de Rómulo, Cástor y Polux, el Arco de Tito y el de Séptimo Severo y también la columna Trajanda donde se narran las batallas sobre Dacia.

Pegado al Foro Romano se encuentra el Palatino, ubicado en el monte homónimo, y se cree que fue donde originariamente estuvo Roma y data –aproximadamente- del año 1000 a.C. La leyenda dice que la cueva donde vivía Luperca –quien cobijó a Rómulo y Remo- estaba en este Monte Palatino. Al recorrer esta zona podrás admirar, entre otras cosas, el hipódromo y los vestigios de las que fueran las casonas de la gente adinerada de la ciudad como la Casa de Augusto, la Casa de Livia o el palacio Domus Flavia.

 

Fontana di Trevi

¡Asegúrate de que regresarás a la ciudad eterna!

Fontana di Trevi via Shutterstock

Si el principal icono de Roma es el Coliseo, el segundo es –sin lugar a dudas- la imponente, maravillosa y barroca Fontana de Trevi. La que fuera el escenario de la escena más recorada de La Dolce Vita de Fellini atrae a miles de turistas al año ávidos por tomarse una fotografía y, cómo no, tirar una moneda para asegurarse el retorno a la ciudad romana.

 

Panteón de Agripa

¡Maravíllate con la arquitectura!

Roma, Italia

El fabuloso Panteón

Una de las construcciones más impresionantes de la ciudad es el Panteón de Agripa con su planta circular y una cúpula semiesférica de unos 43 metros de diámetro. Lo interesante es la abertura circular de 9 metros en el centro de la cúpula que deja entrar la luz del sol y llena todo el ambiente de una tonalidad mágica. En su tiempo el Panteón se utilizaba como un templo para rendir tributo a los dioses y hoy es una visita obligada para todos los que pasan por la ciudad –y a veces celebran misas extraordinarias o bodas-. Como curiosidad, bajo el Panteón está enterrado el artista italiano Rafael.

 

Las “piazzas” romanas

¡Come, descansa y disfruta en las piazzas italianas!

Piazza Navona via Shutterstock

Si hay algo que tiene Roma es un número indecente de “piazzas” o plazas. Todas ellas con su encanto particular, pero aquí me gustaría destacar cuatro de ellas. Un paseo por las mismas o descansar en alguno de sus cafés es una experiencia obligatoria.

☑ Piazza Navona: Esta es una de mis plazas favoritas y está dominada por 3 fuentes, siendo la más famosa la “Fontana dei quattro Fiumi”, creación del genio de Bernini, que tiene cuatro esculturas y una de ellas tiene la cara tapada –según se dice, para no ver la Iglesia de Santa Agnese, que es obra de su archirrival: Francesco Boromini. Las otras dos fuentes son la de Neptuno y la del Moro. La plaza tiene vida de día y de noche, siempre con sus terrazas y bares abiertos así como con muchos artistas callejeros. Si te vas sin pisarla, no has estado en Roma.

☑ Plaza de España: Lo más conocido de esta plaza es su espectacultar esclinata de 135 peldaños que te lleva directamente a la iglesia Trinitá dei Monti y la Villa Medici. Antes de ponerte manos a la obra y escalar hasta la cima, admita la fontana de la Barcaccia que data del siglo XVII y está en medio de la plaza.

☑ Piazza del Poppolo: Esta plaza, muy concurrida por los romanos, está ubicada en la puerta norte de lo que en su momento eran las Murallas aurelianas y donde estaba la Puerta Flaminia que era la principal calzada hacia el norte. En el centro de la plaza se encuentra el obelisco egipcio dedicado a Ramsés II que es el segundo más antiguo de la ciudad.

☑ Campo de’Fiori: Rodeada de cafeterías, restaurantes y bares, esta plaza tiene muchísima vida tanto de día como de noche. Si vas durante el día –de lunes a sábados- te encontrarás con un gran merado bullicioso donde comprar desde comida y souvenirs hasta flores. Por las noches los sitios gastronómicos que la rodean se llenan de gente y la marcha siempre está asegurada.

 

Trastevere

¡Tómate una cerveza o un vino como un local!

Callecita de Trastevere via Shutterstock

Trastevere, que significa algo así como “tras el Tíber –el río que corta la ciudad-” es uno de esos barrios bohemios y algo trendy que, además de ser muy pintoresco con sus callecitas estrechas y medievales, hay muchos bares y tabernas donde los locales –y también turistas- disfrutan de la tarde y primeras horas de la noche. Yo estoy enamorada de este barrio desde la primera vez que lo pisé, allá por el año 2010. Hace poco estuve de nuevo y me sigue conquistando a pesar de haberse convertido en algo más hípster.

Comer pizza, pasta y gelato!

¡Cómete Italia!

Riquísima pizza italiana via Shutterstock

A ver… no nos engañemos. La comida italiana es absolutamente deliciosa. Así que no te resistas, deja la dieta a un lado por unos días y date el gusto de tener orgasmos gastronómicos con la pizza, la pasta y el gelato italiano. Lo mejor de estos tres icnos de la comida nacional es que hay opciones para todos los bolsillos. La pizza la puedes pedir “al trancio”, heladerías hay muchas y con precios accesibles y un buen plato de pasta te lo ponen tanto en un restaurante de lujo como en un restaurante de medio pelo. Ellos sí que saben cómo seducirnos a través del paladar.

Catacumbas

¡Descubre el inframundo y que te invadan los escalofríos!

Catacumbas romanas via Shutterstock

Otra de las cosas que tienes que ver en Roma se encuentra bajo tierra. Sí, bajo las calles que caminas hay un estrecho y kilométrico laberinto de catacumbas antiguas utilizadas como un lugar de sepultura, excavadas en varias filas de nichos rectangulares, desde los inicios de la Cristiandad . En total ¡hay más de 60 catacumbas! De ellas, sólo unas pocas están abiertas al público para su visita: las de Santa Inés, las de Domitila, las de Priscila, las de San Sebastián y las de San Calixto. Te recomiendo que escojas una de ellas –yo visité las de San Calixto que tiene más de 20km de túneles- y que descubras las tripas de una ciudad eterna. Más información sobre horarios, precios y cómo llegar a ellas en esta página de catacumbas romanas.

Mercadillo

¡De compras como un romano!

Porta Portese en Roma via Shutterstock

Por supuesto que hacer compras en Roma es un placer, aunque según a dónde vayas puede ser más o menos prohibitivo. Desde luego que Via Veneto es para los más adinerados. Pero te propongo que visites uno de los mercadillos más emblemáticos del país: Porta Portese. Todos los domingos por la mañana puedes ir a buscar algún producto de segunda mano a buen precio. Reciclar es ahorrar y ayudar al planeta.

Vaticano

¡Sal del país sin salir de Roma!

Vaticano via Shutterstock

Y sí, estas son las locas cosas de nuestro mundo. Un país entero dentro de una ciudad. Este es el caso del Vaticano, un país soberano y el más pequeño del mundo, que está ubicado en el corazón de la capital italiana. Tranquila que no necesitas pasaporte para entrar o salir. El Vaticano tiene una extensión de 0,44km donde encontrarás la Plaza y Basílica de San Pedro.

Una de las visitas más recomendadas en este micro-país son los Museos del Vaticano. Para más información sobre cómo visitar el Vaticano, puedes leer la entrada  con los  “6 consejos para visitar el Vaticano” de La Maleta de Carla.

Roma via Shutterstock

PD: Sí, como habréis intuído Roma es una de mis ciudades favoritas en Europa.. si quieres conocer qué otras ciudades entran en esta lista de mis favoritos pincha aquí.

 

👉¿Tentada con la capital italiana?

No esperes más. Encuentra las mejores ofertas ¡antes de que suban los precios!

 

Para encontrar vuelos baratos prueba con los buscadores:

* Skyscanner
* Momondo

Para encontrar la mejor oferta en hostales, hoteles y pisos:

* AirBnB
(¡que si lo haces a través de este link tendrás automáticamente 25€ de descuento!)
* Booking
* HotelsCombined
* Hostelworld

 

 

¿Quieres recibir una vez por semana un email con novedades y un resumen de los últimos posts publicados?
¡Entonces suscríbete al Newsletter!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *