Sinmapa

Qué ver en Salerno y alrededores

La historia de Salerno fue escrita por etruscos, griegos, lombardos, normandos, romanos e incluso fue la capital de Italia durante 5 meses, durante la Segunda Guerra Mundial. También se puede decir que en Salerno estuvo la primera escuela de medicina –e incluso la primera universidad laica europea, madre de las universidades modernas europeas-  y donde por primera vez se utilizó el título profesional de “médico”. Una ciudad así no puede más que resultar interesante en la historia del país y del mundo.

Vistas aéreas de Salerno por Natalia Macheda para Shutterstock

Para mí, Salerno no es ajena. Es más, supe de su existencia incluso antes que de la (ahora) archi-famosa costa Amalfitana con sus pueblecitos de embrujo o de la hedonista Capri. Salerno fue mi tercer destino durante mi primer gran viaje en solitario (estuve trabajando en el “ostello perla gioventú” durante un tiempo) y le tengo un cariño muy especial. Hasta hace poco, muchos pasaban esta ciudad por alto y se iban directamente al golfo a fotografiar las laderas repletas de casitas con flores que se despliegan a orillas del Tirreno.

El poeta italiano Renato Fucini escribió: «El día del Juicio Final, para los amalfitanos que suban al Paraíso será un día como todos los otros». Quizá sea cierto eso de que con la espectacular “competencia” de su entorno, Salerno pueda parecer poco atractiva o quedar opacada, pero te propongo que la descubras a través de este itinerario por su rico patrimonio histórico y cultural. Además, creo que es una ciudad perfecta para hacer base y recorrer la zona: Pompeya, Herculano, Paestum, Nápoles, Capri y los pueblos más turísticos de la Campania Italiana que están muy cerquita.

Te voy a enseñar un mapa para que ubiques a la inigualable Salerno:

La ciudad portuaria de Salerno está ubicada al sureste de Nápoles y posee un rico legado histórico que es fácil de apreciar en un paseo por la ciudad. Con sus tres protagonistas: el Tirreno, sus montes verdes y el castillo, se trata de una visita ineludible en el sur del país. Aquí te cuento qué puedes ver y hacer en Salerno y alrededores… ¿lista para dejarte conquistar?

Lungomare Trieste

Se trata de un paseo marítimo de casi 1.5 kilómetros de largo construido tras la Segunda Guerra Mundial, que comienza en el Puerto Turístico “Masuccio Salernitano” y te lleva bajo palmeras y tamariscos hasta el jardín “Villa Comunale”. Durante el recorrido podrás admirar las vistas del Tirreno a un lado y al otro las edificaciones de estilo neoclásico, todas construidas en los siglos XIX y XX, y que enmarcan esa avenida ancha siempre llena de vida, tanto de día como de noche.

Salerno

Lungomare Trieste

Centro histórico de Salerno

¿Por dónde empezar a recorrer el casco antiguo de la ciudad? La concurrida Via dei Mercanti es una buena idea. Es una calle peatonal que discurre paralela al paseo marítimo Lungomare Trieste y está llena de bares, tiendas y restaurantes, pero también de iglesias y palacios. Si la caminas entera, la calle cambiará de nombre a Vía Corso Vittorio Emmanuele II y verás que se ensancha un poco en estos últimos metros. Pero el casco antiguo es digno de verse, porque incluso con tiendas y restaurantes modernos, la arquitectura mantiene su origen medieval que le infiere un encanto especial.

Centro de Salerno por Mitzo para Shutterstock

Pero caminar en línea recta hará que pierdas muchos de los atractivos que esconde Salerno en sus esquinas y recovecos, como por ejemplo el Museo Arqueológico Provincial, donde puedes admirar, entre otros objetos, la cabeza de bronce de Apollo que data del siglo I a.C., pero también verás armaduras de hierro, brazaletes o monedas antiguas (entrada 4€ y abre de martes a domingo de 9.00 a 19.30h). Antes de irte de esa zona, cruza la calle y verás que frente al museo se encuentra la Iglesia de San Benedetto que data del siglo IX, la misma época en la que se construyó la Catedral de Salerno.

Otro de los espacios que no te debes perder en pleno centro de Salerno es el jardín “Villa Comunale”, que es una plaza pública -aunque está cercada- que te recibe con una gran arboleda y posee senderos para recorrerla e ir descubriendo las estatuas que allí se erigen. Mi favorita, y quizá la de todos los visitantes, es la “fontana di Esculapio”. Es un lugar tranquilo y fresco donde hacer un parón en el camino.

Cúpula de la Annunziata con el castillo de fondo. Crédito editorial: trabantos / Shutterstock

Muy cerquita del jardín comunitario se encuentra una de las iglesias con las mejores cúpulas de la ciudad: la Iglesia della Santissima Annunziata, que data del siglo XIV. En sí la iglesia no me pareció nada del otro mundo, pero merece la pena acercarse a ver su cúpula colorida que si de día te seduce, de noche y toda iluminada te dejará enamorada.

Salerno fue muy famosa en la época medieval por su avanzada escuela médica, que llegó a ser considerada la mayor fuente de conocimiento médico de Europa. Lamentablemente prácticamente nada queda hoy de ella, sin embargo es posible hacer un recorrido virtual de la que fuera la Escuela Médica Salernitana (siglo IX) dentro de la pequeñísima iglesia de San Georgio (via dei Mercanti 74, abre de martes a domingo de 9.30 a 13h y los jueves, viernes y sábados también abre por las tardes, de 17h a 20h).

Si estás interesada en el legado de la Escuela Médica Salernitana, entonces no te pierdas el Museo Roberto Papi. En sus 14 salas se exponen tanto mobiliario médico como instrumentos quirúrgicos –la mayoría son del siglo XIX-, algunos originales y raros, otros que aún vemos hoy en día. También exponen dentaduras postizas o los maletines de los médicos de la época. En general, el museo está muy bien organizado, cada sala trata una disciplina: anatomía, anestesiología, cirugía general, oftalmología, ginecología, urología, etc. El museo abre de jueves a domingo y la entrada cuesta 3€.

Interior de la Catedral de Salerno. Crédito editorial: Stefano_Valeri / Shutterstock

Una visita imprescindible en Salerno es a su Catedral “Il Duomo”, que data de finales del siglo XI y está dedicada al apóstol Matteo, patrono de la ciudad. Por fuera la reconocerás por la gran torre del campanario circular y en su interior hay varias “joyitas” que vale la pena ver, como las obras de arte que datan del medioevo o visitar la cripta, donde se encuentran los restos mortales de San Matteo. La audioguía cuesta 4€.

Cerca de la catedral, podrás visitar el Museo Diocesano San Matteo (abierto de jueves a martes de 9h a 13h y de 15h a 19h, entrada 2,00€) que alberga una pequeña colección de arte religioso, siendo las tablillas de marfil lo más popular, pero también hay obras pictóricas interesantes, como algunas de Sabatini.

Vista aérea de Salerno por Tomasz Guzowski para Shutterstock

Como la mayoría de las ciudades italianas, Salerno está repleta de iglesias. Otra en las que vale la pena detenerse a observar y admirar son la Iglesia di Sant’Agostino -construida en el siglo XIV-, ubicada junto al Palazzo homónimo de fachada neoclásica o la Iglesia del Crucifijo, ubicada en la Via dei Mercanti y que lleva este nombre porque a finales del siglo XIX en ella se custodiaba una importante cruz de madera realizada en el siglo XVIII –que ahora está en el Museo Diocesano. Además, puedes visitar la cripta de esta iglesia, de estilo longobardo y data del año 1000, donde se puede apreciar un fresco que escenifica la crucifixión.

Otro de los “puntos calientes” de la ciudad es el Jardín de Minerva, que fuera durante la época medieval el jardín de las especias (giardino dei semplici) con fines didácticos para los estudiantes de la Escuela Médica Salernitana. Lo interesante es que a día de hoy mantiene la forma que tuvo en el siglo XVIII y cuenta con diferentes terrazas que se conectan a través de una escalera desde la cual se pueden obtener preciosas vistas del Castello di Arechi y, si miras para el lado contrario, de toda la bahía. En serio, hagas lo que hagas, no dejes de dar un paseo por este jardín. Aprovecha que estás allí para probar en su salón de té alguna de las infusiones realizadas con las plantas e se cultivan allí mismo. El Jardín de Minerva abre de martes a domingo de 9.30 a 20h y la entrada cuesta 3€.

Jardín de Minerva por Stefano_Valeri en Shutterstock

Seguro que al recorrer el Lungomare Trieste y el casco histórico te habrá llamado la atención el castillo, incrustado en los montes verdes Bonadies, a 300 metros sobre el nivel del mar. Se trata del Castello di Arechi que es de origen medieval (del siglo VII para ser exacta, aunque ha sido ampliado y renovado en varias ocasiones) y fue enviado a construir por el lombardo Arechi II –de ahí el nombre-. Mi recomendación es que subas hasta el castillo para disfrutar de las preciosas vistas panorámicas, pero también te recomiendo que visites el castillo que en su interior alberga un museo con objetos originales de la Edad Media. Desde el centro es muy fácil llegar a pie, en coche e incluso en transporte público (las líneas 2, 18 y 19 te llevan hasta Ligea Varco Trapezio, la parada del castillo). Abre de martes a domingo de 9h a 17h, y la entrada cuesta 5€.

Detalles de la arquitectura en las calles de Salerno por Artemiy Belyaev en Shutterstock

Por supuesto que Salerno ofrece muchas otras visitas, entre ellas a la Piazza della Libertá, la Pinacoteca, la iglesia de Monte dei Morti, la de Santa María della Porta y San Doménico o el Templo de Pomona. Pero te dejo que las descubras a pie, despacito y con los cinco sentidos abiertos. Te va a sorprender.

Alrededores de Salerno

Pero como te comenté antes, Salerno es la ciudad perfecta para hacer base y recorrer los atractivos que se encuentran a menos de 50km a la redonda, entre ellos: Nápoles, Pompeya, Herculano, Paestum y, por supuesto, la Isla de Capri y los pueblos de la Costa Amalfitana.

Un breve repaso a los atractivos mencionados y que puedes visitar fácilmente desde Salerno:

Vietri Sul Mare Crédito editorial: tanialerro.art / Shutterstock

Costa Amalfitana

Se trata de una franja costera con 12 pueblitos agarrados con fuerza a las laderas de las montañas para no caerse al azulísimo mar Tirreno. El encanto pasa por sus enrevesadas calles, las casas bajas rebosantes de flores de colores, las vistas impresionantes, las playas, los cascos históricos de cada uno de ellos y algunos restos arqueológicos que datan del siglo I a.C. A grandes rasgos, desde Salerno, el primer pueblo que te vas a encontrar es Vietri sul mare, conocido internacionalmente por la calidad de sus cerámicas. Allí podrás recorrer el casco histórico o descansar en alguna de sus 3 playas.

Costa Amalfitana por mitchFOTO en Shutterstock

El siguiente pueblito es Cetara y, si continúas la carretera, llegarás a Maiori, dominada por la fortaleza de “San Nicola de Thoro-Plano” que está allí porque en su momento Maiori fue uno de los principales puertos de la “República de Amalfi”. También es el pueblo donde muchos se agolpan para tomar el sol porque posee una de las mayores playas de la Costa Amalfitana. El siguiente pueblo es Minori, una joyita en la costa donde podrás recorrer su casco antiguo o visitar su villa marítima romana que data del siglo I. Desde aquí, alejándote del mar, puedes visitar el pueblo Scala, con un pintoresco centro histórico donde lo más llamativo es su Catedral. Aún metida en el monte, no dejes de visitar Ravello, pueblo que se hizo famoso por su Festival Internacional de la Música de Ravello.

Positano Por FRiMAGES para Shutterstock

No muy lejos de Ravello te encontrarás con Atrani, antiguo pueblo pesquero, que tiene una belleza sencilla pero única y dos de sus atractivos principales son las cuevas de Masaniello y la de los Santos. Finalmente, tras atravesar todos estos pueblos llegarás a la archi-conocida Amalfi, una importantísima ciudad marítima de la cual toma nombre toda la costa y, además de disfrutar de sus playas, te recomiendo que visites sus museos, como el del Arsenal o de la Carta, su Catedral o los viejos molinos. Desde allí, el siguiente pueblo que te encontrarás es la “Conca dei Marini” con un casco antiguo precioso y una de las visitas imprescindibles allí es a la Gruta de la Esmeralda.

Costa Amalfitana por mitchFOTO en Shutterstock

Siguiendo el camino de curvas llegarás a Furore. ¿No has oído hablar de él? Es porque está escondido y es de difícil acceso, pero vale la pena tomarse la molestia de acercarse y admirar las panorámicas desde el puente sobre el Tirreno. Un poco más allá te encontrarás con Praiano desde donde se ven los mejores atardeceres de toda la “Costiera Amalfitana”. Finalmente, tras recorrer 11 pueblos y dejar tu cámara de fotos echando humo, llegarás a Positano. Junto con Amalfi, es el pueblo más buscado por los turistas y no es para menos: sus callecitas, las escaleras, las casas con flores y su plaza central, la Piazza Flavio Gioa, son preciosas. Por supuesto, no dejes pasar la oportunidad de darte un baño en sus playas.

¿Cómo visitar la Costa Amalfitana?

Positano por Javen en Shutterstock

Puedes usar la ciudad de Salerno como base y cada día ir a recorrer algún pueblo de la costa, o puedes alojarte en algún pueblo para moverte desde allí, como por ejemplo en Amalfi y Positano (ten en cuenta que en estos pueblos el alojamiento es bastante más caro). Tienes varias opciones para visitar los pueblos de la Costa Amalfitana desde Salerno –o incluso desde los mismos pueblos, para moverte entre uno y otro-:

– En autobús: Las líneas de autobuses que conectan todos los pueblos de la costa suelen pasar con frecuencia, aunque depende de la temporada, en verano pasan más a menudo. El horario suele ser desde las 6 de la mañana hasta las 21.30h (algunos buses hasta las 23h) pero suelen modificar los horarios bastante a menudo. El billete no se puede comprar en el autobús, por lo que deberás adquirirlo con antelación en los quioscos, estancos e incuso los venden en algunos bares. Los precios son por tramos de tiempo: hasta 45 minutos  son 2€ y hasta 90 minutos son 2,90€. También puedes comparar el pase de un día por 8€ o el de 3 días por 18€ y puedes usarlos las veces que quieras, para ir de pueblo en pueblo por ejemplo. Algunos tiempos de trayecto son: Positano a Amalfi son 40 minutos; de Amalfi a Ravello son 30 minutos; de Salerno a Maiori son 60 minutos.

– En barco/transbordador: También puedes acceder a muchos de los pueblitos vía marítima durante el verano (de abril a principios de octubre) y las salidas comienzan sobre las 9 de la mañana y el regreso es sobre las 6 de la tarde, con una frecuencia de media hora entre uno y otro. Como los horarios y precios son bastante cambiantes, lo mejor es acercarse al puerto de Salerno, Positano, o Amalfi y preguntar allí. A modo orientativo y para que puedas hacer tu presupuesto de viaje, los precios aproximados de los transbordadores son: desde Salerno a Positano o Amalfi el precio va desde los 8€ a los 12€; desde Amalfi a Positano rondan los 8 a 10€ cada trayecto y, en general, desde un pueblo a otro van desde los 4€ (Amlafi-Minori) a 17€ desde Sorrento a Amalfi o Positano.

En coche/moto: Por supuesto que lo que mayor libertad de movimiento te dará es recorrer la costa en coche o moto (si no has llevado el tuyo, puedes alquilar allí). El coche tiene la desventaja de que te quedarás parado en cada atasco –que en verano son muchos porque la carretera se colapsa- hasta que tendrás que buscar sitio donde aparcar, que no siempre es fácil. La moto me parece una de las mejores opciones por la agilidad de movimiento, porque es más económico que un coche y porque te resultará más fácil aparcar.

Isla de Capri

Capri por S-F en Shutterstock

Desde la ciudad de Salerno también puedes hacerte una escapada de un día -o de varios días- a la incomparablemente bella Isla de Capri. Es un imán turístico desde la antigua roma hasta el día de hoy, que recibe a la jet set del mundo para explorarla y deleitarse con la Gruta Azul o caminar por sus cuatro principales poblaciones: Capri, Anacapri, marina Piccola o Marina Grande. Ya sea que vayas por el día o que te vayas a quedar varios, estas son las formas de llegar desde Salerno:

– Ferry: desde el muelle de Salerno (Molo Manfredi) salen ferries a diario a Capri y el trayecto dura entre 1.30 horas y 2 horas. El precio ronda los 26€ por trayecto y suelen tener entre 2 y 3 salidas por la mañana desde Salerno y 2 o 3 salidas por la tarde desde Capri. Ten en cuenta que en Capri te cobrarán un impuesto de 2,50€ al llegar a su puerto.

Aquí, por ejemplo, puedes ver los horarios y empresas que viajan en septiembre:

Las empresas Alilauro y Navigazione Libera del Golfo vende billetes a unos 27€ el trayecto, sin incluir equipaje.

– Transbordadores: los ferries públicos también están operativos para cruzar a Capri desde Salerno –y tienen espacio para cruzar en coche, excepto en los meses de verano– y permiten llevar equipaje, pero te cobrarán por cada pieza (aproximadamente 2€ por maleta). Los billetes los pueden comprar online o en la taquilla del puerto, sin embargo recomiendo que en temporada alta los compren con antelación para evitar las eternas colas. Los precios de este año (septiembre 2018) son: Salerno-Capri con la empresa Gescab-Jet es de 23€ y con la compañía  Gescab-Alicost es de 21€ y en ambos casos hace paradas intermedias en Positano y Amalfi.

Nápoles

Vista aérea de Nápoles por Mariia Golovianko en Shutterstock

He escuchado de Nápoles lo mismo que de Roma: “o la amas o la odias”. Es cierto que tiene una reputación “complicada”, por decirlo de alguna manera. Se dice -y quizá no sin razón- que es caótica, sucia e incluso “peligrosa”… pero para mí es una ciudad fascinante, -con el Vesubio de telón de fondo- con muchos rincones que merecen ser visitados como la Catedral, la Plaza del Plebiscito, Galería Umberto I, Castel dell’Ovo o calles, como la histórica Spaccanapoli con sus tiendas y pizzerías, que hablando de pizzerías… uno de los planes que no te debes perder es degustar la mítica pizza napolitana.

✏️ Si vas a la ciudad de la pizza, entonces aquí te dejo la más completa y detallada guía de viaje que escribí con todo lo que puedes ver y hacer en Nápoles.

 

Para llegar a Nápoles desde Salerno es muy fácil, tienes la opción de ir en tu vehículo propio (coche o moto) son menos de 60 kilómetro s por la E45. Ambas ciudades también están conectadas por tren y buses. En tren se demora unos 40 minutos y el precio del billete va desde los 4,70€ por trayecto. En autobús puedes llegar en unos 45 a 60 minutos –dependiendo del tráfico- y el billete ronda los 8€ el trayecto.

Pompeya

Pompeya por A-Babe en Shutterstock

Es la antigua ciudad romana que quedó detenida en el tiempo cuando el calendario marcó el 24 de agosto del año 79 d.C. Todo sucedió cuando el todopoderoso Vesubio tuvo una violenta erupción y enterró a esta ciudad por completo. Hoy en día es un complejo donde se pueden visitar los restos arqueológicos que se mantiene, muchos de ellos, intactos -como algunos frescos- y son una de las atracciones turísticas principales de la Región de la Campania. A la hora de planificar tu visita, mi recomendación es que reserves en torno a seis horas (sí, seis. No es un error de tipeo. Piensa que es una ciudad entera, con sus calles, casas, plazas, etc.).

Los horarios de visita son: de abril a octubre de 9h a 19.30h y de noviembre a marzo abre de 9h a 17h. En ambos casos, los fines de semana abren a las 8.30h y la última admisión en el recinto es una hora y media antes del cierre. La entrada cuesta 15€ (9€ reducida) y el primer domingo de cada mes la entrada es gratuita –pero se llena de gente-. La mejor forma de llegar a Pompeya desde Salerno es en tren, demora unos 40 minutos y el billete cuesta 2€ por trayecto. Más información en su web.

Herculano

Herculano por Isabella Pfenninger en Shutterstock

El Vesubio, además de dejar cubierta a Pompeya, sepultó bajo 16 metros de lava a la vecina localidad de Herculano, que aunque es menos “popular” que Pompeya, es muy interesante –y por suerte, menos masificada-. La ciudad quedó prácticamente intacta –incluso mejor conservada que Pompeya- y recorrerla es súper interesante. Al igual que en Pompeya, aquí te recomiendo que le dediques varias horas –al menos 4-.

Los horarios de visita son: de abril a octubre de 8.30h a 19.30h y de noviembre a marzo abre de 9h a 17h. En ambos casos la última admisión en el recinto es una hora y media antes del cierre. La entrada cuesta 11€ (5,50€ reducida). Otra opción es comprar un billete que te permita ver Pompeya+Herculano, cuesta 20€ y lo puedes utilizar durante 3 días –así no tienes que recorrer ambos complejos arqueológicos en un mismo día-. Puedes llegar fácilmente en tren desde Salerno, el tren demora 1.5 horas y te debes bajar en la estación Portici-Ercolano, desde allí hay que caminar unos 20 minutos hasta el acceso o también puedes tomar un taxi. El billete sencillo de tren cuesta entre 4€ y 8€.

Paestum

Templo en Paestum por canadastock en Shutterstock

Se trata de un complejo arqueológico donde se pueden contemplar ¡ruinas griegas! Sí, hay unos hermosos templos como los de Atenea, Apolo, Hera o un anfiteatro. Desde Salerno puedes llegar en autobús (número 34) que te deja allí en poco menos de una hora y media y cuesta 4€, o también puedes ir en la línea de buses Autolinee Giuliano s.a.s di Giuliano Renato &C en 55 minutos y cuesta 2€. Otra opción es ir en tren que en 40 minutos te deja allí por 2,90€. Abre todos los días desde las 8.30h hasta media hora antes de la puesta del sol. El precio es de 7€.

Puerto de Salerno por onairda en Shutterstock

¿Cómo llegar a Salerno?

☑️ TREN

Desde Roma son solo 2 horas en el tren de alta velocidad y el billete cuesta 20€ aproximadamente.

Desde Florencia son poco menos de 4 horas y el billete cuesta unos 50€.

Desde Nápoles se llega en un tren de alta velocidad en media hora y el billete cuesta unos 14€. También puedes ir en el tren regional que demora 40 minutos y el precio es de 4,70€.

☑️ AUTOBÚS

Hay varias líneas de autobuses que unen Salerno con las principales ciudades Italianas. Desde Roma salen autobuses que hacen el trayecto en unas 4 horas y cuestan cerca de 12€ (hay otros que demoran un poco más y son más económicos).

Desde Florencia hay autobuses que demoran unas 7.5 horas en hacer el trayecto y cuestan 22€. También los hay que demoran más y son más económicos.

☑️ AVIÓN

El aeropuerto más cercano es el Aeropuerto Internacional Capodichino, en la ciudad de Nápoles. Una vez que estés en el aeropuerto puedes tomarte el autobús Alibus que une el aeropuerto con la estación central de trenes de Nápoles (4€) y allí tomarte un tren –regional  o de alta velocidad- o hasta el Puerto en Piazza Municipio desde donde puedes tomar el bus SITA.

Los servicios de buses de Alibus funcionan todos los días con una frecuencia de 20 minutos y demora unos 20 minutos hasta la estación de trenes y 30 minutos hasta el puerto. El primer autobús del aeropuerto sale a las 6.30am y el último sobre las 23.30h.

También existe la opción de tomar un bus directo desde el aeropuerto a Salerno con la compañía “Buonocore group”, el viaje demora unos 65 minutos, funciona de lunes a sábado y cuesta 4€.

☑️ BARCO

El puerto de Salerno recibe barcos desde diferentes sitios: Capri, la Costa Amalfitna, Valencia, Malta, Palermo, etc.

¿Dónde dormir en Salerno?

Salerno es ideal como ciudad base para conocer los bellos alrededores porque los precios son bastante más asequibles que las cercanas Amalfi, Positano o en la Isla de Capri.

💤 Si buscas un alojamiento económico, sencillo pero bonito y bien ubicado, te recomiendo Ave Gratia Plena. Tiene habitaciones individuales, dobles y familiares; con buena conexión a wifi y un desayuno bastante completo (a veces el desayuno está incluido en el precio y otras no, pero si no lo está, cuesta 3€).

Amalfi

📣¿Tentada con Salerno?📣

Encuentra las mejores ofertas para ahorrar en tu viaje


Encuentra el vuelo más barato a Italia en Skyscanner.


Reserva aquí el hotel que más te guste y al mejor precio en Salerno.


Consigue aquí 25€ de descuento en tu primera reserva de un piso vacacional en Airbnb.


Contrata aquí tu seguro de viaje con un 10% de descuento (código descuento: SINMAPA10).


Contrata aquí tus traslados desde y hacia el aeropuerto.


Descubre aquí todas las visitas guiadas y excursiones en español que hay en Salerno y alrededores.


Alquila aquí el coche en Salerno al mejor precio.

..

 

¿Quieres recibir una vez por semana un email con novedades y un resumen con los últimos posts publicados?
¡Entonces suscríbete al Newsletter!

* Campos obligatorios


    Consentimiento *

Sinmapa te informa que los datos de carácter personal que me proporciones completando este formulario serán tratados por Verónica Boned Devesa. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para enviarte por correo electrónico mis últimas publicaciones y/o promociones de productos y/o servicios. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores del proveedor de email marketing Mailchimp en EEUU. Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Ver política de privacidad de Mailchimp. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en [email protected], así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi política de privacidad.

¡NO VIAJES SIN SEGURO!
¡10% de DESCUENTO en tu SEGURO DE VIAJE!

Consíguelo pinchando en la imagen. El código de descuento es: SINMAPA10

“Ten en cuenta que al menos uno de los enlaces en este artículo es de afiliación. ¿Qué significa eso? Significa que si realizas la compra de un producto aquí listado siguiendo ese enlace yo recibiré una pequeña comisión. Pero tranqui, que el uso de ese enlace no significa que a ti te cobrarán más, sólo me estarás ayudando a seguir viaje y a cumplir mi sueño de vivir de lo que me apasiona”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *