Sinmapa

Melgaço: donde la naturaleza es calma y aventura

Con algunos países todos pecamos de caer en la misma ruta turísitca. Un “sota, caballo y rey” del que es difícil salir porque, para qué negarlo, son ciudades o zonas muy bonitas, accesibles y completas. Con Portugal me pasó eso: mis visitas se limitaron -hasta hace poco- a la zona del Algarve, Lisboa y Oporto. Pero créanme, hay un universo más allá de los mapas turísticos -y de los aeropuertos a los que llega Ryanair-. Solo basta alejarse de lo más masificado para descubrir maravillas naturales y con un gran patrimonio histórico y cultural. Hoy te propongo conocer Melgaço, el municipio más septentrional de Portugal.

Cuando me llegó la invitación para participar en las III Jornadas de Turismo de Naturaleza de Melgaço, tuve que buscar esta villa en el mapa. Me sorprendió que estuviera tan cerca de Vigo (57km), de Orense (65km) y de Pontevedra (80km) y que nosotros, aquí en España, la conociéramos bien poco. Nada me emocionaba más que visitar una zona poco trillada (eso de la “novedad” siempre hace ilusión) y vivir todas las aventuras y experiencias que me tenía preparadas… ¡y vaya si me sorprendió!

Melgaço es un municipio ubicado en la región norte de Portugal, dentro del Distrito de Viana do Castelo, y ofrece paisajes nataurales exquisitos que se extienden desde el río hasta las montañas y que son ideales para el turismo de aventura o para volver a sentir el aire puro llenar nuestros pulmones y revitalizar el alma. Pero no solo eso, también ostenta una rica historia que por suerte se mantiene viva y forma parte de su patrimonio cultural con sus tradiciones y leyendas, una gastronomía para chuparse los dedos… o para beber sin prisa, como el delicioso Albariño tan característico de esta región.

Durante mi estancia recorrí dos zonas muy representativas y pintorescas: villa de Melgaço y Castro Laboreiro, más todo su entorno natural que incluye el Río Miño y el Parque Nacional de Peneda-Genrés, que es una reserva de la Biosfera. Estaba claro desde el comienzo que Melgaço no era una región cualquiera.

La villa de Melgaço

En un entorno muy verde y tranquilo, el primer rey de Portugal, Alfonso Henriques, envió a construir en el siglo XII un castillo en Melgaço y la villa se desarrolló entorno a él. Hoy, varios siglos más tarde, esta localidad mantiene su ritmo pausado de antaño, amalgama a la perfección su herencia cultural con rutas modernas que incluyen museos temáticos, rutas sosegadas por sus viñedos donde crece la uva que consigue unos excelentes albariños o la posibilidad de reconectar con la naturaleza a través de actividades deportivas.

Vistas de la villa de Melgaço desde el mirador de la Torre del Homenaje

Esta villa medieval es un buen punto para comenzar a explorar la zona y descubrir su rico legado arqueológico. Lo primero que verás, altiva y fuerte, es la torre del Homenaje que forma parte del “Castelo de Melgaço” y a la que es posible acceder y subir hasta lo más alto para obtener unas panorámicas de las murallas, de la villa y de parte de Galicia.

Torre del Homenaje

El centro histórico de Melgaço no tiene desperdicio: calles estrechas y empedradas, casas bajas de piedra y madera decoradas con flores y plantas, un aire añejo pero cautivante que te invita a recorrerla con los ojos abiertos y los sentidos despiertos. Una de las visitas que te recomiendo es a la “Casa Solariega del Alvarinho” donde puedes catar las diferentes variedades de vino de la región. Luego puedes caminar por el casco antiguo y en tu recorrido puedes visitar algunos monumentos románicos como la iglesia Matriz que data del siglo XII o las iglesias de la Misericordia, del siglo XIII y que en su interior conserva dos sepulturas medievales, o la del Convento de Paderne que pertenecía originalmente a una orden femenina y que en su interior se pueden admirar los azulejos o un fragmento de friso que data del siglo XII.

Iglesia Matriz de Melgaço

Pero si hay algo que me fascinó y sorprendió a partes iguales es su red de museos. Una villa tan pequeña cuenta con tres museos muy interesantes: el de Arqueología que se encuentra en la Torre del Homenaje a lo largo de las plantas que te llevan peldaño a peldaño hasta el mirador; el Espacio Memoria y Frontera que nos enseña la historia del contrabando a ambos lados del río Miño, frontera natural entre España y Portugal, donde la gente durante las guerras o las dictaduras se veía obligada a contrabandear alimentos de primera necesidad. También cuentan la historia de la migración durante estos períodos bélicos y la vida de los migrantes fuera del país.

Algunos de los productos que se contrabandeaban en la zona

Quizá el museo más elocuente sea el Museo del Cine de Melgaço” ubicado en el antiguo edificio de aduanas y que ofrece una exposición de la colección personal del director de cine Jean Loup Passek. En él -y a través de varios objetos y carteles- se cuenta la historia del cine así como se exhiben carteles de los grandes clásicos del séptimo arte.

Museo del Cine de Melgaço

Para terminar el primer día ¿qué mejor manera que hacerlo en unas aguas termales y terapéuticas? A menos de 5km de la villa de Melgaço se encuentran las Termas do Peso que, tras una renovación completa, se inaugura en breves con salas para tratamientos con sus aguas terapeúticas que se dice que son ideales para aliviar diferentes dolencias como las respiratorias, las estomacales e incluso la diabetes. El entorno es simplemente inmejorable.

Termas de Melgaço

Castro Laboreiro: combinación perfecta de historia y naturaleza

Tras una primera aproximación a esta región norte a través de las calles de la villa de Melgaço lo mejor es ir hasta la aldea de Castro Laboreiro. La aldea, cuya historia se remonta a la edad de Hierro, se ubica en medio del Parque Nacional Peneda-Gerês y da nombre a una raza de perros originaria de allí.

Mujer y perro en los senderos de Castro Laboreiro

Esta zona netamente natural te atrapará por completo con sus montañas de rocas, sus zonas verdes salpicadas por las plantas autóctonas con flores rosadas y amarillas. La diversidad es brutal y una simple ruta de senderimo bajará tus pulsaciones y renovará el oxigeno en tu cuerpo. La aldea de Castro Laboreiro, la más antigua del municipio, es un remanso de paz y el refugio perfecto para desconectar del mundo.

Mujer lavando ropa en un lavadero tradicional

Dentro de la aldea puedes hacer algunas rutas por sus calles adoquinadas para admirar las casitas típicas de la zona, incluso puedes entrar a ver una casa típica del siglo XX que está anexa a la antigua Fábrica de Chocolates y que hoy acoge el Núcleo Museológico donde se enseña la cultua castreja. Otra visita interesante y que enseña la rica historia de la región es su iglesia Matriz con elementos prerománicos y góticos o subir hasta las ruinas del castillo que fue construido en roca en la cima de una de las montañas, a unos 1033 msnm.

Iglesia de Castro Laboreiro

Desde esta antigua fortificación medieval se pueden admirar los paisajes de la zona, que son para quitar la respiración, y recorrer las ruinas de las que se pueden ver restos de la muralla, de lagunas puertas o de la torre del homenaje.

Turismo activo: donde el deporte de aventura vuelve a su escencia

Si hay algo que caracteriza a Melgaço es su naturaleza, radical y casi intacta. Una de las apuestas de este municipio es el turismo de aventura de forma sostenible y segura con actividades adaptadas a todos los niveles –inlcuso al nivel más principiante de todos, que sería mi nivel general en deportes-. Las posibilidades se cuentan en decenas: rappel, puenting, trekking, tiro deportivo, paintball, hidrospeed, canyoning, canoaraft, rafting, senderismo, kayak, rutas en canoa, obervación de aves, caminatas acuáticas, arborismo… Tuve la suerte -y la valentía- de probar dos de sus actividades estrella: canyoning y rafting.

Canyoning. Fotografía Turismo de Melgaço

Cuando la naturaleza provee de un entorno excepcional, lo mejor que podemos hacer es disfrutarlo al máximo, siempre respetando el medioambiente.

Nuestra primera actividad durante el blogtrip fue hacer canyoning –o barranquismo- que, para quien no tenga muy en claro que es, se trata de caminar por el río sorteando diferentes obstáculos y una debe descender por cañones mediante rapel o deslizándose por las rocas o cascadas y saltar a pozas. Suena a lo que es: un deporte de mucha adrenalina y muy divertido.

Tengo que confesar que, tras ponerme el neopreno, me dio un poco de pánico todo el tema. No soy muy habilidosa en el agua ni tengo el coraje de hacer actividades que requieran mucho esfuerzo físico. Pero el instructor me dio mucha seguridad y  me aseguró que no se separaría de mi en todo el trayecto. Y cumplió, por lo que yo lo disfruté. Es muy difícil explicar todas las sensaciones que se agolpan en cada segundo de la actividad: miedo, adrenalina, emoción, congelamiento –el río no estaba cálido para ser sincera-, diversión y la tensión justa para mantenerte alerta y ser capaz de ir sorteando cada obstáculo, tuviera la forma que tuviera.

Rafting en el río Miño. Foto: turismo de Melgaço

La segunda actividad que hicimos fue rafting por el río Miño o, lo que es lo mismo, surcar las aguas internacionales por sus rápidos. Otra vez el corazón disparado, la sangre fluyendo a toda velocidad bajo el neopreno que me mantuvo caliente a lo largo de la actividad. Una vez más fue el instructor quien me dio calma y seguridad para animarme a montarme en el botecito –seguro que la palabra técnica es otra- jutno a otros 6 compañeros y bajar el río a toda velocidad. Nadie me había dicho que admirar la naturaleza desde el centro del río, en vez desde una de sus márgenes, era asombroso. La perspectiva cambia y te sientes más en comunión con lo que te rodea: eres parte de ese todo natural y verde. Creo que no conozco mejor lugar para aunar deportes de aventura y la fortuna de disfrutar de un entorno natural tan privilegiado.

Las actividades terminaban siempre igual: felices, pletóricos, excitados y ¡muertos de hambre! Menos mal que la gastronomía local estaba a la altura de esos apetitos voraces y las comidas eran copiosas –incluso para las vegetarianas como yo-.

De mis cuatro días en el Municipio de Melgaço me quedo con su gente amable y hospitalaria, con esa paz que da la naturaleza salvaje, las emociones de los deportes extremos –pero adaptados a un nivel principiante- y a su cultura ancestral que es aún palpable en cada piedra, cada árbol, cada plato de comida o cada copa de albariño.

Hacedme caso e id a descubrir este municipio portugués… ¡os prometo que no os decepcionará! Además… ¡no hay turismo masivo y eso siempre es un plus!

Información práctica

El municipio de Melgaço realiza todos los años el evento “Turismo de Naturaleza, Pegada Zero” con el objetivo no solo de dar a conocer la región –con su cultura, costumbres y naturaleza- e incentivar el deporte, sino también para concienciar sobre el turismo responsable y sostenible (link a mi post sobre este tema)

¿Cómo llegar?

Si quieres llegar en avión, uno de los aeropuertos más cercanos se encuentra en Vigo, España y desde allí debes tomar un bus a la ciudad de Valença y conectar con otro bus a Melgaço. También puedes alquilar un coche -recomendado- para poder moverte libremente por la región y descubrir todos sus encantos. Encuentra la mejor oferta de vuelos a Vigo en Skyscanner

Otra opción es volar a Oporto, aunque este aeropuerto se encuentra a 2 horas en coche de Melgaço pero las carreteras están bastante bien y se atraviesa por pueblos con encanto y zonas naturales bellísimas. Recuerda que en un viaje el camino es parte de la aventura. Encuentra la mejor oferta de vuelos a Oporto en Skyscanner

¿Dónde dormir?

Puedes alojarte en el Parque Nacional Peneda-Gerês, en la aldea de Castro Laboreiro. Mi recomendación es el hotel Castrum Villae que tiene habitaciones cómodas y limpias, un desayuno decente y un personal muy amable. Si quieres mirar más hoteles puedes checar la web Booking con más de 12 alojamientos en esa zona.

📍 Si quieres más información sobre el Municipio de Melgaço puedes consultar su página web.

✔ Agradecimientos: Este viaje y estas experiencias han sido posibles gracias a la invitación de Turismo de Melgaço y empresas colaboradoras (hoteles, restaurantes, agencias de turismo y actividades). Las ideas y sensaciones expresadas en este artículo son 100% mías.

 

📣¿Tentada con Melgaço?📣

Encuentra las mejores ofertas para ahorrar en tu viaje

Encuentra el vuelo más barato a Oporto o Vigo en Skyscanner.


Reserva aquí el hotel que más te guste y al mejor precio en Melgaço.


Consigue aquí 25€ de descuento en tu primera reserva de un piso vacacional en Airbnb.


Contrata aquí tu seguro de viaje con un 5% de descuento.


Contrata aquí tus traslados desde y hacia el aeropuerto de Oporto.

 

NO VIAJES SIN SEGURO

Y si contratas tu seguro a través de Sinmapa ¡tendrás un 5% de descuento!

Pincha en el banner aquí abajo ⬇ y el descuento se te hará efectivo automáticamente

 

 

¿Quieres recibir una vez por semana un email con novedades y un resumen con los últimos posts publicados?
¡Entonces suscríbete al Newsletter!

* Campos obligatorios


    Consentimiento *

Sinmapa te informa que los datos de carácter personal que me proporciones completando este formulario serán tratados por Verónica Boned Devesa. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para enviarte por correo electrónico mis últimas publicaciones y/o promociones de productos y/o servicios relativos a los viajes. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores del proveedor de email marketing Mailchimp en EEUU. Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Ver política de privacidad de Mailchimp. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en [email protected], así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi política de privacidad.


“Esto es un post patrocinado y contiene enlaces de afiliación. Esto significa que he recibido al menos un producto o servicio mencionado en este artículo de manera gratuita o por una compensación económica por mencionar la marca. Por otro lado, como hay algunos enlaces de afiliación, si compras a través de esos enlaces, yo recibiré una comisión... pero tranqui que su uso no incrementa el precio final que tú pagarás. Mis opiniones son 100% independientes y están basadas en mi percepción real sobre el producto o servicio”.

4 pensamientos sobre “Melgaço: donde la naturaleza es calma y aventura

  1. Pedro Reyes

    Me encanta que sea tan verde todo, la verdad es que tienes razón, habría que alejarse más de las rutas turísticas “típicas” y adentrarse en lo natural porque realmente puede ser maravilloso y merece la pena explorar, un saludo.

  2. Rafael Oliveira

    Me gusta la foto de la Mujer y perro en los senderos de Castro Laboreiro. Muy Guay lo articulo. Un saludo de Portugal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *