Sinmapa

Tamarindo en azul, verde y naranja

Cuando se te van acabando los días del viaje tienes que tomar decisiones: ¿qué visitar y qué dejar para “una próxima vez”? Que ese “próxima vez”, en mi caso, casi siempre se queda en nunca porque no me gusta repetir destinos. Me quedaban pocos días de Costa Rica si quería ver algo del vecino Nicaragua, por lo que decidí despedirme del país de la “Pura Vida” haciendo honor a su claim: disfrutando de una de las playas más renombradas del país. Así fue como llegué a Tamarindo.

Al llegar noté que del pueblito de pescadores no quedaba nada. En poco menos de 20 años el perfil de Tamarindo había cambiado totalmente para convertirse en un balenario turístico de punta a punta. Por la ventanilla del bus que me dejó al final de la carretera principal que atraviesa esta localidad sólo se veían restaurantes modernos, complejos hoteleros, bares, tiendas de surf, agencias de viaje promocionando todo tipo de excursiones… y al final de cada cruce de calle podía divisar el azul intenso del mar.

Al bajarme del bus el aire salado me inundó los pulmones. Caminé por una calle de tierra unos 200 metros hasta llegar al hotel La Botella de Leche, regentado por una pareja argentino-canadiense, que fue el lugar perfecto para conocer gente en la zona común y piscina, descansar y pasar unos días de relax. Esto de la Pura Vida empezaba bien.

Pronto descubrí que Tamarindo era de tres colores y que todos ellos ayudaban a la sensación de bienestar y felicidad:

AZUL

El azul tiene beneficios para nuestra mente: ayuda a relajarnos y nos invita a reflexionar y meditar. Se dice que, además, ayuda a calmar nuestro sistema nervioso y serenar las energías. Se ahí quizá el dicho que “el mar amansa fieras”.

El azul domina el horizonte de la bahía de Tamarindo. El mar y el cielo tienen una intensidad que hace que no se pueda distinguir dónde empieza uno y acaba el otro. ¿Y qué mejor manera de relajarse y darle una pausa al sistema nervioso que tirada en la playa con la mirada clavada en el infinito azul?

La línea de costa es muy larga y se divide en tres: la playa que está directamente frente al “pueblo” se llama Playa Tamarindo, es amplia, con arena blanca y con muhcos bares para no perder de vista ni por un minuto el mar. Hacia la derecha, tras cruzar el estero del Río Matapalo la inmensa línea de arena se llama Playa Grande y se extiende hasta Cabo Velas, el punto más occidental de la Península Nicoya. En el extremo sur, tras la desembocadura del Río San Francisco, se encuentra Playa Langosta, que es un poco más fina y más rocosa. Como he dicho, para disfrutar del azul no hay que hacer mucho, basta con tumbarse en alguna de las playas y mirar hacia delante. Yo me he pasado horas y horas dando paseos por la orilla, cada tanto algún chapuzón para aliviar el calor o simplemente sentada en un estado contemplativo muy raro en mi. El mar azul aquieta el alma, sin lugar a dudas.

Pero si precisas más acción, Tamarindo es el enclave perfecto para surfistas, tanto amateurs como profesionales. Líneas enteras de surfistas esperan a que vengan las olas para cabalgarlas triunfantes hasta la orilla y sentir, por un momento, que pueden domar el mar. Si lo tuyo es más de sumergirte, en esta zona también se puede hacer snorkel o buceo y así sentirás que eres parte de ese azul tan profundo.

 

VERDE

El verde es un color que, además de ser relajante y dar lugar a la armonía y a la serenidad, está relacionado con lo natural y la vida. Es un color refrescante y vivo que ayuda a sentirnos tranquilos y con esperanzas.

El verde es el color protagonista de todo Costa Rica y este rinconcito en la costa del pacífico norte no es la excepción.Tanto las playas de Tamarindo como los alrededores –que incluye montes bajos- están bañados de la densa vegetación en diferentes tonalidades de verde que no sólo permite que muchas especies de animales, entre ellas monos, vivan y convivan con los turistas; sino que además nos dan sombra en la playa –cosa que se agradece con las temperaturas tropicales de estos lares-.

Camines para donde camines en Costa Rica, todo está lleno de verde e incluso las ciudades están salpicadas por este color primario: la vegetación es frondosa y da la sensación de estar siempre cerca de la naturaleza. En el caso de Tamarindo, los estuarios del Río Matapalo y el Río San Francisco albergan bosques de mangalres, y ambos estuarios junto a las playas de la Langosta y Grande forman parte del Parque Nacional Las Baulas.

NARANJA

El naranja es un color intenso y se lo asocia a las emociones fuertes, a la juventud y a la vitalidad. En el caso de Tamarindo el color naranja llega con una intensidad desbordante una vez al día, durante el atardecer.

Dicen que Tamarindo tiene uno de los atardeceres más espectaculares de la costa Pacífica y no me animo a desmentirlo. Cada tarde busqué un rincón diferente para contemplar esa paleta de colores que la naturaleza me regalaba. Mi primer atardecer me sorprendió en uno de los muchos bares sobre playa Tamarindo, y el último sobre uno de los montes cercanos desde donde se podía ver la bahía entera. Da igual desde dónde lo contemples, te asombrará por la viveza de los colores que tiñen el cielo.

Así que ya sabes cuál es el secreto para que esta localidad, ubicada en Guanacuaste y muy cerca de la frontera de Nicaragua, se haya convertido en uno de los balnearios más buscados en el país: su combinación perfecta de colores para el descanso, la tranquilidad y el disfrute.

.

📣¿Tentada con Tamarindo?📣

Encuentra las mejores ofertas para ahorrar en tu viaje


Encuentra el vuelo más barato a Costa Rica en Skyscanner.


Reserva aquí el hotel que más te guste y al mejor precio en Tamarindo.


Consigue aquí 25€ de descuento en tu primera reserva de un piso vacacional en Airbnb.


Contrata aquí tu seguro de viaje con un 10% de descuento (pincha en el enlace y usa el código de descuento: SINMAPA10).


Descubre aquí todas las visitas guiadas y excursiones que hay en Costa Rica.


Alquila aquí el coche en Costa Rica al mejor precio.

.

 

Y RECUERDA…
¡NO VIAJES SIN SEGURO!

¡10% de DESCUENTO en tu SEGURO DE VIAJE!

Consíguelo pinchando en la imagen. El código de descuento es: SINMAPA10

 

¿Quieres recibir una vez por semana un email con novedades y un resumen de los últimos posts publicados?
¡Entonces suscríbete al Newsletter!

* Campos obligatorios


    Consentimiento *

Sinmapa te informa que los datos de carácter personal que me proporciones completando este formulario serán tratados por Verónica Boned Devesa. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para enviarte por correo electrónico mis últimas publicaciones y/o promociones de productos y/o servicios. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores del proveedor de email marketing Mailchimp en EEUU. Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Ver política de privacidad de Mailchimp. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en [email protected], así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi política de privacidad.


“Esto es un post patrocinado y contiene enlaces de afiliación. Esto significa que he recibido al menos un producto o servicio mencionado en este artículo de manera gratuita o por una compensación económica por mencionar la marca. Por otro lado, como hay algunos enlaces de afiliación, si compras a través de esos enlaces, yo recibiré una comisión... pero tranqui que su uso no incrementa el precio final que tú pagarás. Mis opiniones son 100% independientes y están basadas en mi percepción real sobre el producto o servicio”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *